Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

El jefe de Gobierno de la Ciudad y la candidata presidencial Cristina Fernández de Kirchner inauguraron este sábado el parque Mujeres Argentinas. Junto a ellos estuvo el presidente de la Nación, Néstor Kirchner, quien mantuvo un perfil más que bajo durante todo el acto. Importante presencia de ministros nacionales y porteños.


Este sábado al mediodía se inauguró el parque Mujeres Argentinas y, tal como estaba previsto, concurrieron al evento el presidente Néstor Kirchner, la senadora Cristina Fernández de Kirchner, y el jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, entre otros funcionarios.

La carpa instalada en el parque para llevar a cabo el acto estaba repleta y casi todas eran mujeres de las más diversas profesiones y clases sociales. De todas maneras, las más ruidosas y llamativas fueron las militantes del Movimiento Evita, quienes con sus banderas y sus cánticos le dieron a la ceremonia el segundo toque “peronista”.

El primero estuvo dado por la participación de la actriz y cantante Nacha Guevara. Luego de interpretar Te quiero de Mario Benedetti (tema que tarareó en primera fila el Jefe de Gobierno) y Mi Ciudad, Guevara entonó una especie de himno del peronismo, más allá de la marcha: “No llores por mí Argentina”. Ni bien culminó la canción, se escuchó el “se siente, se siente, Evita está presente”.

Como se suponía, sólo hablaron Telerman y Cristina. El Jefe de Gobierno desplegó su buen humor habitual y saludó a las numerosas damas que estaban presentes (más de 500), haciendo principal hincapié en las militantes. “Este espacio es para las mujeres luchadoras, para las que hacen todos los días de éste, un lugar mejor”, afirmó al tiempo que bromeó: “Además todos los hombres que estamos aquí somos feministas”.

Asimismo, Telerman destacó la prioridad que tuvo durante su gestión en la apertura de nuevos espacios públicos y en el hecho de que, en esta oportunidad, se trate de una obra conjunta entre la Ciudad y la Nación (participó la Corporación Antiguo Puerto Madero, sociedad integrada por ambas jurisdicciones).

Antes de terminar su breve discurso (sí, leyó bien), el titular del Ejecutivo porteño saludó a uno de los arquitectos que, hace 15 años, proyectaron cómo iba a ser el parque. Se trata de Alfredo “Freddy” Garay, actual funcionario bonaerense.

Además, Telerman se refirió a la visita que realizó este viernes junto a Cristina y Hebe de Bonafini al complejo de viviendas que construyen las Madres de Plaza de Mayo en Ciudad Oculta. Al respecto, expresó: “En esta Ciudad lo equitativo tiene que hacerse carne en cada uno de nosotros y por ello trabajamos”.

Para cerrar el acto de inauguración habló la senadora Kirchner, quien antes de ponerse de pie y dirigirse al estrado dispuesto en un costado del escenario casi tira la mesa que compartió con su marido y con Telerman.

Cristina agradeció principalmente a todas las mujeres presentes y aseguró: “Si siguen organizando actos de esta naturaleza yo al 28 de octubre no llego. Son muchas emociones. Un poco de sosiego para el corazón, por favor”.

Visiblemente emocionada, la candidata a Presidenta comentó detalles de la visita a Ciudad Oculta y reconoció que fue muy movilizante para ella. “Ver a las mujeres con el casco convertidas con oficialas peleándole a la vida construyendo casas dignas en un lugar que hasta ahora les había dado dolor, me da la esperanza de que estamos ante un país absolutamente diferente. Yo tengo muchas esperanzas en nosotras como organizadoras de vidas y de ilusiones”, aseguró.

Y agregó: “Vamos por los lugares que las mujeres argentinas nos merecemos para construir un país mejor. Vamos a tener que trabajar mucho, pero al lado de ellos, no atrás ni adelante: al lado” de los hombres.

La invitación para la inauguración estaba dirigida sólo a las mujeres y se notó, ya que hubo sólo algunos valientes que se intercalaron entre el público. El matrimonio presidencial llegó acompañado por el jefe de Gabinete Alberto Fernández y los ministros Julio De Vido (Planificación), Alicia Kirchner (Desarrollo Social), Aníbal Fernández (Interior), Carlos Tomada (Trabajo), Daniel Filmus (Educación), Alberto Iribarne (Justicia), y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

En tanto, Telerman estuvo rodeado de los ministros Juan Pablo Schiavi (Planeamiento y Obras Públicas), Enrique Rodríguez (Producción) y Silvia Fajre (Cultura); y el subsecretario de Planeamiento, Mario Sabugo.

Además se pudo ver entre las personalidades presentes el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbia; las diputadas nacionales Juliana Marino y Mercedes Marcó del Pont; los legisladores porteños Juan Manuel Olmos, Silvia La Ruffa, Ana María Suppa, Inés Urdapilleta y Marta Talotti; la secretaria Parlamentaria de la Legislatura, Alicia Bello; la legisladora electa Silvina Pedreira; la infaltable María José Lubertino; la abuela de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; a las periodistas Fanny Mandelbaum y Rosario Lufrano, la actriz Leticia Brédice y Dora Barranco. Si hay omisiones son absolutamente involuntarias.

UN NUEVO ESPACIO VERDE

El parque Mujeres Argentinas se encuentra en Dique 3 manzana 5K, sector este de Puerto Madero. Las obras comenzaron el 12 de diciembre de 2005 con el desmalezamiento y limpieza del terreno, tiene una superficie total de 53.700 metros cuadrados.

El proyecto -que es de Irene Joselevich, Graciela Novoa, Alfredo Garay, Néstor Magariños, Carlos Verdecchia, Adrián Sebastián, Marcelo Vida y Eduardo Cajide- le demandó a la Corporación Antiguo Puerto Madero una inversión de 10 millones de pesos.

La construcción del mismo estuvo a cargo Caputo SA y Salvatori, dos empresas que se fusionaron para esta obra.

A diferencia del proyecto anterior (Parque Micaela Bastidas), que se afirmaba sobre puntos exteriores al predio (definiendo dos diagonales que reproducían las diagonales norte y sur que parten de Plaza de Mayo) se ha buscado que esta pieza se convierta en el centro de los espacios que lo circundan, proponiendo el emplazamiento de una plaza dentro de un parque, es decir de un recinto abierto en el centro de un predio arbolado.

También se ha mantenido el criterio de continuar el plano horizontal de la Costanera Sur hasta la barranca, definiendo un camino de borde semejante al del Parque Micaela Bastidas y de trabajar los espacios exteriores con muros de gavión que sostiene los muros laterales.

La relación entre los diferentes planos, se resuelve a través de escaleras y rampas, proponiendo una gran variedad de recorridos, que incluyen un circuito para discapacitados.

El tratamiento de la vegetación mantiene el criterio de un parque evolutivo, en el que en un primer momento predominan la arbustivas (con ciclo de doble floración) esperando el tiempo de crecimiento de los árboles. El trazado de líneas de árboles, acompaña recorridos o protege recintos, consolidando sobre el plano superior filas de jacarandaes con floraciones blancas y azules.

La iluminación busca también ser sutil, buscando que los artefactos contribuyan a caracterizar el paisaje.