Fuente: ADN Ciudad

escrito por Alejandra Lazo

Luego de un extenso debate, la Legislatura porteña aprobó la ley por la cual se establece que la fecha de las primeras elecciones comunales será el 10 de agosto de 2008 y la asunción de las autoridades el 1º de septiembre. El macrismo se abstuvo en la votación. Cuáles fueron las posiciones.


Pocos minutos después de las 15:30 hs., la Legislatura porteña aprobó en general la ley por la cual se establece que la fecha de las primeras elecciones comunales será el 10 de agosto próximo. La norma recibió, en la votación en general, 33 votos positivos y establece, además, que el 1º de septiembre de 2008 asumirán las autoridades comunales y desaparecerán los Centros de Gestión y Participación Comunales.

La sesión especial fue convocada por el Frente para la Victoria y el interbloque Autonomía Porteña y el macrismo bajó al recinto recién cuando el quórum había sido alcanzado.

El extenso debate comenzó una vez aprobada la norma en general, dado que se pidió el cierre de debate sin lista de oradores, actitud que generó muchos reproches por parte del macrismo y el lopezmurphismo.

El primero en hacer uso de la palabra fue el diputado Jorge Enríquez (Juntos por Buenos Aires), quien argumentó que la iniciativa que se pretendía aprobar necesita 40 votos para su sanción y no una mayoría simple. “Es crítica para el cumplimiento del sistema electoral de la Ciudad”, explicó.

A su término, el presidente de la Comisión de Descentralización y Participación Ciudadana, Rodrigo Herrera Bravo (Compromiso para el Cambio), agregó: “La transición es responsabilidad pura y exclusiva del Poder Ejecutivo local. Tenía todas las facultades para hacerlo y no lo hizo”. Asimismo, señaló: “No se cumplió con lo expresado en el artículo 47 de la Ley y llama la atención que desde el Ejecutivo se sostenga que el proceso de transición ya terminó. Apenas empezó según lo que dice la norma”. Obviamente, las palabras de Herrera Bravo no fueron aplaudidas por los vecinos presentes, quienes se ocuparon de hacer escuchar su disconformidad con el macrismo.

Tanto así que el diputado Diego Santilli (Juntos por Buenos Aires) salió al cruce y defendió a su colega: “Podrán decir lo que quieran pero si hay alguien que ha empujado la Ley de Comunas en nuestro espacio ha sido el diputado Herrera Bravo. Que ahora tengamos diferencias no implica que cuando se necesitaron los votos, no los hayamos puesto”.

El diputado Sebastián Gramajo fue el encargado de explicar la posición del bloque del Frente para la Victoria. Entre otras cosas, el legislador aclaró: “No estamos modificando la Ley de Comunas sino aplicándola”.

A su término, el diputado Fernando Melillo (Convergencia) destacó la coherencia política de Enrique Olivera e instó al macrismo a tomarlo como ejemplo. “Sean coherentes con lo que han prometido. No se puede cambiar de posición cuando se cambia de lado del mostrador. No se preocupen que va a estar bueno Buenos Aires con comunas”.

En el mismo sentido, la diputada Silvia La Ruffa (Frente para la Victoria) citó lo dicho por Cortina durante la conferencia de prensa realizada este miércoles sobre que el ministro que lo reemplace “en vez de rascarse el higo” puede trabajar para completar la transición. Además, dijo: “Con la fijación de la fecha en que se llevará a cabo la elección, se sientan las bases institucionales de la participación vecinal”.

El diputado Fernando Cantero (Autonomía con Igualdad) manifestó: “Con el cierre de debate no queríamos poner una mordaza porque este tema se ha debatido más que cualquier otro”. También aclaró que desde el Ejecutivo “se cumplió con la transición en su totalidad”.

Por su parte, la diputada socialista Verónica Gómez defendió la gestión de Cortina en el Ministerio. Asimismo, dijo: “Estamos expresando la voluntad política de este Cuerpo en que las primeras elecciones se realicen en el transcurso del 2008”.

En tanto, Martín Hourest (Buenos Aires para Todos) expresó: “La Legislatura debe ser coherente con lo que ha sancionado. Si por default el Ejecutivo no descentraliza, si por default el Ejecutivo no cumple con la transición, la Legislatura por default debe descentralizar, la Legislatura por default debe convocar a elecciones”.

El vicepresidente primero de la Legislatura, Santiago de Estrada (Juntos por Buenos Aires), no quiso estar fuera del debate. Aseguró estar “convencido” de que la norma a sancionar necesitaba una mayoría especial y lamentó “la forma en que se ha desarrollado la sesión, porque si por algo se caracterizaba esta Legislatura era por la búsqueda de consensos”.

También calificó como una “falta de respeto” el cierre de debate sin lista de oradores pero destacó la actitud del vicepresidente segundo de la Legislatura, Miguel Talento (Frente para la Victoria), de permitir la discusión aunque sea en particular.