Fuente: La Nación

El gobierno suspenderá la resolución que prohibía el ejercicio de la prostitución en el Rosedal

Convocará a vecinos y organizaciones para llegar a un acuerdo; anoche continuaba la oferta de sexo


Después de un anuncio que provocó polémica, el gobierno porteño decidió suspender la medida que prohíbe la oferta y demanda de sexo en el Rosedal de Palermo. Según pudo saber LA NACION tras consultar a tres altos funcionarios del gobierno porteño, se decidiría llamar a una mesa de consenso para revisar la medida.

Así, la resolución que prohíbe esa actividad, que fue publicada anteayer en el Boletín Oficial porteño, quedará sin efecto hasta que el gobierno se reúna con asociaciones vecinales, miembros de la Defensoría del Pueblo porteña y con representantes de quienes ejercen la prostitución en esa zona de Palermo.

Como informó ayer LA NACION, mañana se reunirán con Jorge Telerman; el ministro de Medio Ambiente, Juan Manuel Velasco, y Javier García Elorrio, subsecretario de Areas Protegidas porteño, firmante de la resolución.

Voceros del jefe de gobierno local habían dicho anteanoche a LA NACION que Telerman desconocía la medida dispuesta por García Elorrio, razón por la cual se especulaba con el posible alejamiento de su cargo de este funcionario. Uno de los temas que se analizarán en esa reunión es si los argumentos que se utilizaron en la resolución no colisionan con el Código Contravencional, cuestión que también estudian los fiscales contravencionales, los responsables de hacer cumplir la prohibición, pues la policía no puede actuar de oficio.

En tanto, anoche, en el Rosedal, el desfile de autos en busca del servicio de travestis y prostitutas continuaba como si la resolución no existiera.

El artículo 81 del Código Contravencional sanciona la oferta y demanda de sexo en espacios públicos no autorizados. "Como subsecretario puedo declarar no autorizado un lugar, sin quebrar la ley. Por eso, declaré espacio no autorizado el sector delimitado por las avenidas del Libertador, Dorrego, Figueroa Alcorta y Sarmiento ", dijo.

Amenaza

"El ejercicio de la prostitución constituye una amenaza para ese espacio público por cuanto implica que un grupo de personas reivindica su posesión para el ejercicio de una actividad que, por su naturaleza, es excluyente de toda otra", explica la resolución en la sección de los argumentos.

Silvia La Ruffa, legisladora kirchnerista, criticó la medida: "Lo dispuesto va contra el espíritu del Código". Los legisladores porteños sancionaron una cláusula transitoria cuando votaron ese artículo del Código, en el que establecían que la actividad podía ejercerse a más de 200 metros de casas, escuelas o templos. El Poder Ejecutivo tenía la facultad de delimitar una zona específica, cosa que ningún jefe de gobierno realizó hasta el momento.

García Elorrio, cuando asumió como director del Parque Tres de Febrero, negoció con los travestis reglas de convivencia; sin embargo, según él, los travestis "no cumplieron".

La decisión de prohibir la oferta sexual en Palermo se originó en una denuncia realizada hace un año por la defensora del pueblo, Alicia Pierini, que había recibido quejas formales de vecinos de la zona. "Eso ocurrió en marzo del año pasado y sólo ahora se tomó la medida", dijo García Elorrio.

"Para la tribuna"

También criticó la decisión de prohibir la oferta de sexo en el Rosedal Eduardo Epszteyn, ex titular de Medio Ambiente y legislador ibarrista electo: "Es una administración que hace las cosas para la tribuna. El Estado interviene para generar conflicto donde no hay conflicto. Habría que garantizar que los vecinos que lo usan de día no se vean perjudicados por la actividad nocturna. Se tendrían que dedicar a higienizar y limpiar bien la zona para los vecinos. En esa zona cada vez hay más quioscos y con mayor superficie sin ningún tipo de autorización".

El legislador macrista Martín Borrelli se manifestó de acuerdo con la medida adoptada por García Elorrio. "Desde hace tiempo -dijo- veníamos presentando pedidos de informes sobre las condiciones de higiene del parque, por las denuncias de vecinos que encuentran por la mañana preservativos usados, abandonados en el lugar".

Por Laura Rocha
De la Redacción de LA NACION