Fuente: Parlamentario

La Legislatura porteña declaró personalidades destacadas en el campo de los Derechos Humanos a una serie de figuras.

El fiscal Hugo Cañón y a los jueces Juan Antonio González Macías, Luis Cotter, Juan Ramos Padilla, Ignacio Larraza (fallecido) y Luis Bacqué, fueron declaradas por la Legislatura porteña personalidades destacadas en DD.HH. Es que estas personas en 1987 declararon la inconstitucionalidad de la Ley de Obediencia Debida.

Diego Kravetz, presidente del bloque kirchnerista y autor del proyecto, afirmó que "la Argentina ya no carga con una Ley que durante más de 10 años significó una verguenza para la Nación y garantizó la impunidad para quienes durante los años 70 habían cometido las más graves violaciones a los Derechos Humanos".

El proyecto de declaración fue acompañado por los diputados Rubén Devoto, Beatriz Baltroc, Fernando Mellillo, Marta Talotti, Sandra Bergenfeld, Ana María Suppa, Sebastián Gramajo, Silvia La Ruffa, Alejandro Rabinovch y Martín Hourest.

Kravetz sostuvo que "la idea de este homenaje surge porque fueron muy pocos los funcionarios que se pronunciaron contra esta norma".

"No fue el caso del fiscal Hugo Cañón, los jueces de primera instancia Juan Antonio González Macías, Luis Cotter, Juan Ramos Padilla y el fallecido juez Ignacio Larraza que declararon la inconstitucionalidad de la ley de Obediencia Debida y del ministro Jorge Bacqué que se pronunció contra la norma en la Corte Suprema de Justicia", recordó el diputado kirchnerista.