Fuente: Ámbito Financiero

El oficialismo porteño arrancará dividido la campaña por las elecciones de octubre, cuando aún discuten no sólo candidaturas sino también la cantidad de listas a diputados nacionales que llevará la boleta del Frente para la Victoria en el cuarto oscuro de octubre.

El ala pejotista del kirchnerismo porteño ya tiene listo el primer acto por la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. Para apoyar a la primera dama, el sector que se viene reuniendo una vez por semana en la sede del sindicato de porteros de Capital Federal armó para el sábado una suerte de mesa de discusión que se realizará en salones de la Facultad de Ciencias Exactas.

Para la tenida está prevista la lectura y discusión de un documento y por supuesto su adhesión por parte de los convocados, que serán unos doscientos dirigentes del distrito.

Pero no participarán los kirchneristas transversales de la Ciudad, aunque animen también el Frente para la Victoria.

Ese sector ya realizó un encuentro reducido convocado or Vilma Ibarra, Patricia Vaca Narvaja, Marita Perceval y Graciela Ocaña.

Lo del sábado pretenderá ser para el distrito un ensayo previo al 19 próximo, cuando está previsto el lanzamiento formal de Cristina Kirchner en La Plata. Recién tras ese acto, el oficialismo de la Capital Federal comenzará a organizar la campaña porteña, por ahora en forma separada entre los integrantes del peronismo y adherentes y la otrea tropa del Frente para la Victoria.

Borrador

Alberto Fernández está invitado, claro, como presidente del PJ Capital, a cerrar el encuentro del sábado, donde ya se ha redactado el borrador del documento que se difundirá. Entre la enumeración de lo que consideran logros de la gestión de Néstor Kirchner, los oficialistas toman lo que será el eje de la arenga de la campaña de su esposa: “Cristina Presidenta significa abrir una nueva etapa” y que “profundizar el cambio significa poner la mira en una Argentina más igualitaria entre sus ciudadanos y regiones”.

En otro párrafo, en cambio, señalan que “si bien el drama social se mantiene con fuerza, se está en la dirección correcta”.

“Como porteños vamos con Cristina Presidenta para defender lo ralizado y profundizar el cambio”, concluyen los enunciados que aseguran se pondrán en discusión el sábado próximo.

Ayer, en el sindicato amigo del gobierno, además del anfitrión, Víctor Santa María, estuvieron casi todos los legisladores del bloque del Frente para la Victoria de la Legislatura local. Entre ellos, Sandra Bergenfeld, Silvia La Ruffa, Fernando Melillo, Marta Talotti, Juan Manuel Olmos y el titular de la bancada –recién llegado de vacaciones- Diego Kravetz.

Todavía a la campaña del oficialismo en la Capital Federal le resta la definición de las candidaturas a diputados nacionales, ya que en la boleta de senadores por ahora están firmes Daniel Filmus y María Laura Leguizamón. En cambio, en la categoría Diputados no hay nada cerrado. Por un lado, A. Fernández le habría prometido a Aníbal Ibarra una franquicia, pero esa posibilidad está en discusión por el temor a que pudieran dividirse de tal modo que le restaría al oficialismo una banca en el reparto. Un sector –representado ayer en esa reunión organizativa del acto del sábado- impulsa la lista única, con la idea de no dividir los votos y repetir la elección porteña, donde la lista de Ibarra obtuvo dos legisladores más que la del Frente para la Victoria.