Fuente: Noticias Urbanas

POLÉMICA POR LAS MOVILIZACIONES


“Para gobernar bien, primero hay que conocer las leyes vigentes”, fue la respuesta de la presidenta de la comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, Silvia La Ruffa ante la controversia generada por los diputados macristas Pinedo y Burzaco en relación al permiso que van a exigir para realizar manifestaciones en la vía pública

Por María José Pérez Insúa

“La Ciudad debatió arduamente en 2004 si la normativa vigente daba herramientas al Gobierno de la Ciudad para garantizar el orden en el espacio público ante manifestaciones sociales, sindicales o políticas y lo resolvimos votando el Nuevo Código Contravencional. No podemos volver a empezar de cero una discusión que llevó muchos meses de trabajo y que fue aprobada por todos los legisladores de Mauricio Macri”, afirmó la presidenta de la comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, Silvia La Ruffa, quien respondió a los los diputados macristas Pinedo y Burzaco en relación al permiso que van a exigir para realizar manifestaciones en la vía pública.

A su vez, La Ruffa explicó: “La Constitución nacional en su artículo 14 establece que todos los habitantes de la República Argentina tienen derecho de 'peticionar a las autoridades'. Y la legislación local en su Código Contravencional (Ley 1472) define que 'el ejercicio regular de los derechos constitucionales no constituye contravención'. Quienes en virtud del ejercicio de esos derechos constitucionales deban obstaculizar la circulación de vehículos deben 'con razonable anticipación, dar aviso a la autoridad competente, debiendo respetar las indicaciones de ésta, si es que las hubiera, respecto del ordenamiento' (art. 78)".

“Es ridículo pensar que quienes van a marchar contra alguna política del Gobierno de la Ciudad o a fin de hacer oír un reclamo deban pedir permiso a aquel contra quien van a realizar la manifestación”, insistió la diputada La Ruffa.

Y agregó que “está bien que den aviso incluso por un tema de propia seguridad de los que manifiestan. Así se hacía antes de la reforma al Código de Convivencia y así se sigue haciendo en la actualidad”.