Fuente: Gente BA

Organizado por un grupo de alumnos de la Universidad de Palermo, ayer a las 19.00, se presentó en la Universidad de Palermo, en la sede de Mario Bravo 1050 de esta Capital, el libro “Comunas, participando transformemos Buenos Aires”.


Con numerosa presencia de referentes políticos y sociales, y de los legisladores porteños, Silvia La Ruffa y Sebastián Gramajo, del Frente pa la Victoria, sus autores, Héctor Capaccioli y Nicolás Trotta efectuaron la segunda presentación de esta obra prologada por el Ministro de Educación, Daniel Filmus e ilustrada por el dibujante Miguel Rep.

Estuvieron presentes además, dirigentes del Movimiento Popular de Mayo (MPM), la agrupación que lidera el kirchnerista porteño, Héctor Capaccioli: Hilda Sturlesi, Néstor Sánchez y Mario López Barreiro. También Fabián Giraut, Dr. Gustavo Rojas, Dr. Daniel Cañal, Rubén Otero, entre otros.

El Director de la Escuela Nacional de Gobierno, Nicolás Trotta, enfatizó la necesidad de que la ciudad vaya ganando progresivamente su autonomía. “Los vecinos no saben qué son las comunas. Es importante que temas como la seguridad, el Puerto, el juego y la justicia ordinaria pasen a manos de la ciudad y se consolide de esta manera el proceso de autonomía”, subrayó.

Dijo que hablar hoy de Comunas es hablar de un proceso inconcluso. “Hoy estas 15 comunas en las que queda dividida la ciudad van a tener responsabilidades importantes para con los vecinos, ya que desde ellas, se ejerce la más pura democracia representativa. Buenos Aires es una ciudad inequitativa. Existen 160.000 porteños que viven en condiciones de hacinamiento. Las comunas, dijo, deben permitir el reclamo individual desde las pequeñas hasta las grandes cosas.”

Se refirió asimismo al último proceso eleccionario como un proceso que reflejó preocupación desde el interés individual y no desde el interés colectivo, interés que es necesario recobrar para poder transitar y modificar la realidad inequitativa que refleja la ciudad.

Es importante que este cambio, señaló Trotta, se perciba no como un beneficio para la política sino como la generación de un espacio de real participación ciudadana. Es esencial que los vecinos perciban las comunas como una herramienta de cambio, para solucionar sus problemas y que de esta manera aumente la oferta participativa a través de este canal trascendente.

Por su parte, el Superintendete de Servicios de Salud de la Nación, Héctor Capaccioli, sostuvo que normalmente se piensa que la política se instala de espaldas a la gente. “El espíritu de las comunas es que el vecino se acerque, se sienta representado, que las mayorías y las minorías se sientan incluidas”, señaló el funcionario.

Desde la sanción de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires se vienen elaborando respuestas sobre cómo cambiar la calidad de vida de los vecinos. En 205 km. cuadrados conviven 2.500.000 personas. Es necesario acercar el gobierno a los barrios, No puede ser que un vecino de Lugano deba ir al microcentro para hacer un trámite”.

Resaltó el dinamismo propio de la Ciudad de Buenos Aires. “Buenos Aires cambia día a día y las autoridades deben enfrentar los cambios”. Señaló la necesidad de que los porteños y porteñas sean protagonistas del cambio, de la urgencia de integrar la ciudad al área metropolitana y del trabajo que se debe hacer conjuntamente con la Provincia de Buenos Aires en el marco de un proyecto nacional.

El evento culminó con el obsequio a los presentes de un ejemplar del libro autografiado por sus autores, entre empanadas, vino y pastelitos.


Por Claudia Viacava para GenteBA