Fuente: La Nación

Con la sanción de este proyecto, que tuvo la votación afirmativa de más de 40 diputados, se solucionará la confección de los padrones


La Legislatura porteña aprobó hoy la delimitación barrial y comunal definitiva para la ciudad de Buenos Aires, una solución técnica pendiente y necesaria para la confección de los padrones a ser utilizados en las primeras elecciones de autoridades comunales.

El proyecto sancionado, que requirió la votación afirmativa de más de 40 diputados, modificó el Anexo de la ley 1777 de Comunas y cumplió así con una exigencia del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 1 con competencia electoral en este distrito.

El diputado Rodrigo Herrera Bravo (PRO), creador del proyecto, celebró la decisión y manifestó que "con esta ley queda definitivamente allanado el camino para que en breve la ciudad tenga organizados sus padrones de acuerdo al mapa de comunas. Ahora, Telerman no tiene más excusas: Debe descentralizar las competencias y de esa manera terminar el proceso de transición que nos lleve a la fecha de la elección de las primeras autoridades comunales”.

Pedido. Precisamente, la jueza federal María Servini de Cubría instó el último año al Ejecutivo porteño a confeccionar el padrón correspondiente para las elecciones de las autoridades de las 15 comunas, aunque los comicios aún continúan sin fecha.

La votación en el recinto se definió esta noche con 44 votos positivos y dos abstenciones de los kirchneristas Diego Kravetz y Silvia La Ruffa , que calificó de "maniobra dilatoria" la decisión del jefe de Gobierno, Jorge Telerman, de requerir la aprobación de los diputados para la modificación.

"En enero (último), Servini de Cubría envió el padrón a Telerman para su aprobación, pero Telerman pidió que sea autorizado por ley: hubo una maniobra dilatoria para postergar las elecciones de las comunas", dijo La Ruffa a la agencia DyN.

Padrón viejo. Las elecciones para jefe de Gobierno y legisladores porteños, el 3 de junio próximo, se harán con el padrón viejo, pero las que definirán los "comuneros" deben realizarse con el que exigió la magistrada.

El padrón con la nueva distribución geográfica es indispensable para hacer efectivo el proceso de transición que la Constitución porteña, aprobada en octubre de 1996, había ordenado que se cumpla en un plazo máximo de 5 años, es decir para 2001.

Elecciones. La Legislatura deberá fijar, antes del 31 de mayo próximo, la fecha en que se realizarán las elecciones, a convocar definitivamente por el Ejecutivo porteño, aunque La Ruffa duda de que los diputados puedan cumplir con lo previsto.

Su argumento es que con el nuevo mapa aprobado, Servini de Cubría deberá migrar el viejo sistema informático del actual al nuevo padrón, lo que la magistrada anticipó que le demandará dos meses de dedicación exclusiva, por lo que se prevé que las elecciones pasaran para 2008.

El Legislativo tendrá además que disolver los Centros de Gestión y Participación (CGP), tras lo que asumirán las autoridades electas, conforme a la ley 2248 de enero último.

Los cambios en el mapa aprobado hoy ordenan que las villas 31 y 31 bis y la Reserva Ecológica queden circunscriptas en la Comuna 1, conformada por el barrio de Retiro.

Otras modificaciones incluyeron la totalidad del Barrio Saldías en la Comuna 2, de Recoleta; la villa 21-24 en Barracas, en la Comuna 4; y la villa 1-11-14, que llegaba a Nueva Pompeya, quedó por completo en Flores, en la Comuna 7.




Fuente: La Nación.com
Fecha: 10/05/2007

Link: http://www.lanacion.com.ar/907540