Fuente: Página 12

SE FUE EL DIRECTOR DE POLITICAS DE SEGURIDAD DEL GOBIERNO PORTEÑO

El acuerdo con Carrió sigue generando bajas. Designaron al reemplazante de Vensentini.

Gota a gota, se horada la piedra. Ese parece ser el lema que escogieron los funcionarios K que vienen renunciando de a uno por día al gobierno de Jorge Telerman, en desacuerdo con la alianza con Elisa Carrió. Ayer se fue el director de Políticas de Seguridad y Prevención del Delito, Eduardo Amado. “Se hacía insostenible mi presencia en el gobierno a partir del acuerdo con la máxima detractora del gobierno nacional”, explicó a Página/12. En tanto, continuó con su retahíla de críticas el ex ministro de Medio Ambiente Marcelo Vensentini, mientras se difundió que lo reemplazará el ex bullrichista Juan Manuel Velasco (ver aparte).

Con su salida, Vensentini dejó algunas frases que abonan a la teoría de la “traición” a Ibarra. En concreto, consideró que la incorporación a la lista de legisladores de Helio Rebot y Florencia Polimeni es “una devolución de favores hacia los que lo destituyeron”. Se trata de dos legisladores –uno peronista y la otra radical– que tuvieron su paso por el macrismo y que aportaron los votos decisivos para la destitución de Ibarra. Desde el telermanismo, recordaron que Vensentini firmó como suplente en esa misma lista, como el resto de los ministros.

Ambos legisladores militan ahora en las filas de Telerman y salieron a responderle al ex ministro. “Yo voté a conciencia. Y tengo acuerdos ideológicos con Telerman. ¿Qué pretende, que me retire de la política?”, se preguntó Polimeni. “En vez de que haya reconocimiento, se me acusa. Y ahora el principal destituido lidera una lista. Esto es muy maquiavélico”, dijo. “Tengo la certeza de una reunión de él con Alberto Fernández la semana pasada”, apuntó Rebot, que consideró “sospechoso” que Vensentini renuncie, cuando había estado aplaudiendo con los otros funcionarios la fórmula Telerman-Olivera hace pocos días. “Trata de renuncia lo que era un recambio en el gabinete”, indicó el legislador.

En tanto, Vensentini se cruzó con el vocero de Telerman, Oscar Feito, que había asegurado que el ministro no renunció, sino que fue despedido por falencias en su gestión, entre las que se destacaba el problema de la recolección de basura. “Yo me fui”, insistió Vensentini, y destacó que en el Palacio de Gobierno “se vive un clima versallesco”.

El ex ministro insistió en que no fue presionado por el gobierno nacional para renunciar. “Renuncié por convicción, no por disciplina partidaria”, dijo. Lo mismo afirmó Amado, que responde a la legisladora K SILVIA LA RUFFA. Consideró que la catarata de renuncias son “una reacción espontánea”. Dos semanas atrás, se alejaba la ministra de Espacio Público, Lía María. La siguieron el coordinador de Políticas comunitarias Lito Borello; la directora de Música Teresa Parodi y otros cinco funcionarios de segunda y tercera línea.



http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-83841-2007-04-21.html