Fuente: PRENSA CLAVE

A pesar de que el Código Contravencional, cuyas reformas fueron aprobadas el año pasado, comenzó a aplicarse hace cuatro meses, algunos puntos continúan siendo eje de una polémica, sobre todo los artículos 83 y 84, que se refieren a la venta ambulante. Ahora, fiscales porteños concurrieron a la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para explicar la interpretación y aplicación que realiza el Ministerio Público Fiscal del nuevo Código de Convivencia, ante los cuestionamientos de vendedores y artesanos por los desalojos que padecen.
La Comisión de Justicia y la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña recibieron al Fiscal General de la Ciudad, José Luis Mandalunis, y al Fiscal General Adjunto, Luis Cevasco, para analizar la aplicación del nuevo Código Contravencional y la interpretación de ciertas contravenciones que derivaron en la permanencia de menores en sede policial. También se intercambiaron posturas respecto de la oferta y demanda de sexo en la vía pública.
El fiscal Mandalunis manifestó que "mientras el nuevo Código es menos riguroso en lo que respecta a la oferta y demanda de sexo en la vía pública, es más duro con la venta ambulante, que pasa de ser no sólo una falta a ser también una contravención. En el primero de los casos, ha bajado considerablemente la cantidad de actuaciones, porque el artículo 81 del Código establece que la Policía no puede actuar de oficio frente a una oferta y demanda de sexo ostensible en la vía pública sin que intervenga un representante del Ministerio Público".
Con respecto a la supuesta detención de menores en puestos ambulantes, el Fiscal afrimó que "en lo que respecta a la venta ambulante pudo haber arbitrariedades de algunos fiscales, pero ningún fiscal pidió la detención de un menor. Los casos que fueron denunciados por el Consjo de Niños, Niñas y Adolescentes no tuvieron que ver con órdenes de la Fiscalía", afirmó el Fiscal.

DIPUTADOS
La aplicación de la normativa de la venta ambulante ocasionó una serie de enfrentamientos entre los fiscales y los vendedores. Al respecto, la diputada porteña, Susana Etchegoyen (19 y 20 de diciembre) sostuvo que "es necesario que se suspenda la aplicación de estos artículos porque es el arma que aducen los fiscales para reprimir a los vendedores ambulantes y artesanos. Sin ir más lejos, queda demostrado con los operativos que se hacen en algunas plazas"
En tanto el diputado porteño Miguel Talento (Frente para la Victoria) dijo que "tiene que haber una corrección en lo que respecta a esta actividad, porque se ha hecho una interpretación errónea de la normativa vigente. Hay que respetar los acuerdos parlamentarios que posibilitaron el consenso suficiente para aprobar los artículos que buscan sancionar y multar a las mafias y a la venta en negro masiva".
Los vendedores solicitan la legalización de la actividad y piden trabajar mientras los papeles de suscripciones (tal como requiere el Código) están en trámite. Además, manifiestan que es necesario trabajar por lo menos cuatro días a la semana.
Estuvieron presentes los presidentes de las Comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales, Julio De Giovanni (Partido de la Ciudad)y Helio Rebot (Frente para la Victoria), y los diputados Sergio Molina, Héctor Bidonde (Bloque del Sur), Miguel Talento, SILVIA LA RUFFA, Ana María Suppa, Marta Talotti (Frente para la Victoria), Alicia Caruso, Laura Moresi (Frente Grande), Sandra Bergenfeld (Cambiemos Buenos Aires), Jorge Enríquez (Juntos por Buenos Aires) y Paula Bertol (Compromiso para el Cambio).