Fuente: La Nación

Habrá cámaras y fotomultas en todas las avenidas de la Capital
El gobierno porteño prometió ampliar la licitación y ponerlo en marcha antes de fin de año


Antes de fin de año, el gobierno porteño prometió ampliar el sistema de fotomultas: las principales avenidas de la ciudad contarán con cámaras que controlarán las faltas graves en el tránsito, como la violación de los semáforos y el exceso de velocidad.

Así lo anunció ayer el Ministerio de Gobierno, puesto que en la actualidad sólo algunas avenidas cuentan con este sistema de fotomultas, de las cuales dos de cada tres están focalizadas en detectar el estacionamiento indebido. De hecho, el plan contempla el aumento de la cantidad de cámaras, lo que permitirá abarcar todas las zonas de la ciudad. El sistema, aseguraron, funcionará las 24 horas y se prevé la incorporación de tecnología digital, lo que permitirá perfeccionar las fotomultas nocturnas, cuando hay mayor violación de las leyes de tránsito.

Además, se sumarán equipos portátiles operados por policías para detectar los excesos de velocidad, lo que permitirá demorar y secuestrar los vehículos que excedan en un margen importante las normas viales.

"En el mediano plazo apuntamos a cambiar las conductas a través de las campañas de concientización y de educación vial. Pero en el corto plazo, incrementamos los controles para hacer cumplir las normas de tránsito y sancionar fuertemente a sus infractores", dijo el subsecretario de Seguridad Urbana, Manuel Izura.

"Hemos elaborado -agregó- un nuevo pliego de licitación de lo que es el sistema de control inteligente de tránsito. Incorporamos modificaciones que tienen que ver con una reorientación del control hacia aquellas faltas graves. Por una cuestión de confidencialidad, no se difundirá la ubicación de las cámaras."

El último mes, el Ministerio de Gobierno envió a la Legislatura el Plan Estratégico de Seguridad Vial, que incluye una modificación en el monto de las multas por incumplir las normas de tránsito. También está dentro de ese paquete de medidas la incorporación del sistema de puntajes, por el cual a quien reciba dos infracciones por faltas graves se le retirará la licencia de conducir.

En 2006, la cantidad de multas por exceso de velocidad aumentó un 265,6% con respecto al año anterior, mientras que el mal estacionamiento se incrementó en un 14%, una proporción similar al aumento general de infraccionamiento. De todas maneras, la falta por mal estacionamiento encabezó la lista de infracciones el año último, con más del 40% del total.

Concesión vencida

Lo cierto es que el 30 de junio pasado venció la concesión del sistema de multas fotográficas para las dos uniones transitorias de empresas, Siemens Itron y Meller UTE. Y hasta hoy, se les ha prorrogado el contrato mensualmente. En abril pasado, el gobierno porteño había anunciado que triplicaría el número de cámaras en un lapso no mayor a ocho meses, pero... la licitación nunca se hizo efectiva.

"En aquella ocasión se pusieron en marcha los estudios para poder concretar la licitación y es un proceso largo. Ahora se terminaron de redactar los pliegos y por eso hoy se pone en marcha", explicó un vocero del gobierno consultado por LA NACION.

El sistema de multas fotográficas, que comenzó a funcionar en la ciudad en 1999 y desde entonces fue resistido por algunos automovilistas, es concesionado por las mencionadas empresas. Cada una opera en una unidad virtual de Buenos Aires y el gobierno porteño les paga 5,28 y 6,50 pesos por cada acta válida, y tienen un cupo de 150.000 infracciones por mes.

Gustavo Raffo, gerente de Operaciones de Meller, dijo a LA NACION: "Esperemos que pronto se publiquen los pliegos. Queremos aportar nuestra experiencia de siete años de operación. Estamos de acuerdo con que se focalice en las faltas más graves. Nos han prorrogado los contratos, porque el gobierno no puede quedarse sin este servicio: si no el tránsito sería un caos".

También coincidió Rodolfo Chaves, gerente de Siemens Itron. "Apoyamos este aumento de controles, pero es necesario sumar un nuevo equipamiento para llevarlo adelante", dijo.

En el ámbito legislativo la iniciativa de ampliar el sistema de las fotomultas en la Capital tuvo distintas repercusiones. La diputada kirchnerista SILVIA LA RUFFA dijo a LA NACION que estaba de acuerdo "con todas la medidas que disminuyan los riesgos viales y en aumentar los controles de tránsito. Pero espero que el plazo de las licitaciones sea mayor a cinco años, así lo puede aprobar la Legislatura".

El diputado Jorge San Martino (Recrear), presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte, aseguró: "Está bien que el gobierno potencie el foco sobre las faltas graves y no priorizar el estacionamiento indebido. Esa es la línea". Para el legislador macrista Martín Borrelli, llenar de cámaras la ciudad no es la solución. "La Capital tiene una capacidad muy limitada para procesar tanto caudal de información, lo cual torna ilusorio la aplicación de un castigo para los infractores."

Por Pablo Tomino
De la Redacción de LA NACION



http://www.lanacion.com.ar/informaciongeneral/nota.asp?nota_id=894913