Fuente: Página 12

LOS MOVIMIENTOS TRAS EL ANUNCIO DE TELERMAN


El adelantamiento de la fecha de elecciones aceleró el debate por las candidaturas. El telermismo dice que Filmus “no está instalado”. Y el kirchnerismo sostiene que el jefe de Gobierno demostró “debilidad”.

En lo que ya aparenta ser una partida de ajedrez contrarreloj, el jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, hizo la primera movida para poner en jaque a los demás jugadores al anunciar que el 3 de junio próximo será el día elegido para que los ciudadanos de la Capital Federal decidan quién estará a la cabeza del Ejecutivo durante los años 2007-2011, lo que hizo que los tiempos para instalar candidatos se acortaran notablemente. Por lo cual, sin dudas, apuró las distintas negociaciones que se estaban llevando adelante al interior del arco político.

A los partidos les quedó un margen de 45 días para presentar ante la Justicia electoral sus respectivas candidaturas. El 20 de abril pasó a ser la fecha clave que, a medida que se acerque, apremiará a los más rezagados en materia de negociación y acuerdos político-electorales. “Creo que (Daniel) Filmus no ha logrado instalarse todavía, veremos qué pasa de aquí en adelante, ahora que fijaron la fecha de elecciones. Todos sabemos que es un gran ministro de Educación que tiene un nivel de desconocimiento de la ciudad de Buenos Aires”, afirmó ayer la ministra de Derechos Humanos de la ciudad, Gabriela Cerruti, calentando el escenario que se avecina.

En el entorno del kirchnerista Filmus analizaron el apresuramiento electoral como una demostración de que “la debilidad que tiene la candidatura de Telerman hizo que tuviera que adelantar las elecciones porque sabe que Filmus sigue creciendo en las encuestas y es el candidato que están eligiendo los porteños”, según declaró ayer la legisladora SILVIA LA RUFFA, tras lo cual agregó que el actual jefe de Gobierno “tiene miedo de que los vecinos se den cuenta de que para él todo es estética, que quiere poner mucha actitud, pero tiene poca gestión de gobierno”.

Desde el espacio político del empresario y diputado nacional de Compromiso para el Cambio (CPC), Mauricio Macri, estaban convencidos de que debía ser él quien dispute la gobernación porteña debido a que goza de un alto porcentaje en la intención de voto de las encuestas. Entre sus seguidores más convencidos creían que el ingeniero se estaba engolosinando con los números que estaban dando algunas encuestadoras en las que aparecía segundo a nivel nacional, detrás del oficialismo. Aparentemente Macri cree que si llega al ballottage puede dar el batacazo y quedarse con todo. Los socios del presidente de Boca, el partido Recrear de Ricardo López Murphy, estaban impacientes porque se definiera de una buena vez el porcentaje de cargos legislativos que les va a corresponder a cada uno, teniendo en cuenta su malestar, ya que cada vez que arreglaban con sus pares de CPC, éstos incumplían con lo acordado.

De Macri para abajo sólo hay esbozos de alianzas, y ningún partido consolidado como para pelear por el Ejecutivo porteño. En un territorio que les pertenecía históricamente, la Unión Cívica Radical (UCR) pasa por uno de sus peores momentos. Si bien están buscando consolidar la integración de un frente o alianza electoral, tienen la debilidad de encontrarse fragmentados como nunca antes. El Comité Capital dirigido por Jesús Rodríguez lo único que tenía en claro por ahora es que no se asociarán a ningún espacio que se toque con el oficialismo. En caso de no encontrar con quién presentarse, les quedará la candidatura de Rodolfo Terragno como última instancia. El sector del cómico Nito Artaza tiene el postulado de que el radicalismo debía presentar candidato propio y punto.

En el croquis que tenía diseñado el partido de Lilita Carrió, el ARI, tampoco se vislumbraba una definición a corto plazo. Entre los candidatos que manejaban siguen estando los mismos nombres: el ex jefe de gobierno Enrique Olivera, la diputada María América González, Patricia “la Piba” Bullrich –aunque ésta sólo tiene la bendición de Lilita– y un acercamiento por lo bajo con el economista Claudio Lozano.

Mientras peones y alfiles se mueven en el tablero, Filmus se presentará hoy a las 11 junto a la titular del PAMI, Graciela Ocaña, en un centro de jubilados de Villa Luro y Macri iniciará una caminata a las diez y media por el centro porteño desde Santa Fe y Florida hasta Córdoba, acompañado por una murga barrial, con el objeto de pedir los feriados de Carnaval que sacó la dictadura.



http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-80606-2007-02-19.html