Fuente: Parlamentario

La legisladora porteña SILVIA LA RUFFA criticó el discurso que pronunció el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Telerman, al afirmar que fue "un relato de las obras que se iniciaron en la gestión de Aníbal Ibarra".

La legisladora kirchnerista opinó que Telerman "hace hincapié en la belleza como valor central de la política, y para nosotros es la justicia social el valor que tiene que guiarnos". Presidenta de la Comisión de Seguridad, LA RUFFA afirmó que "si (Telerman) entiende que hay que mejorar las normas de seguridad, que envíe los proyectos a la Legislatura que le vamos a dar tratamiento preferencial".

A su vez, la ministra de Derechos Humanos del gobierno porteño, Gabriela Cerruti, aseguró que el discurso se caracterizó por "dejar en claro que todas las políticas del gobierno tienden a recuperar la igualdad y la equidad entre todos los ciudadanos". Consideró que el discurso de Telerman "hizo hincapié en las transformaciones del espacio público como forma de mantener la cohesión social".

"Se trata de una cuestión profunda y no de maquillaje, tiene que ver con recuperar la igualdad, tener una ciudad más justa", señaló la funcionaria, a quien le pareció también interesante "la afirmación de la autonomía, la idea de la necesidad de coordinación y complementación entre la ciudad y la Nación".

El diputado telermista Helio Rebot consideró que el jefe de Gobierno "cumplió con su palabra, el tono fue de balance, de todo lo que va a concretar, fue un discurso interesante, de alguien cuya aspiración es ser jefe de Gobierno porteño y no candidato a presidente".

A su vez, el diputado K, Juan Manuel Olmos, calificó el discurso de Telerman como "largo, descriptivo, con muchas definiciones filosóficas, retóricas y también muchas cosas que resaltó son un reconocimiento a la gestión de Ibarra".

Por su parte, el secretario general del gobierno de la ciudad, Raúl Fernández, valoró en el discurso de Telerman la mención a la recuperación del espacio público, la autonomía de la ciudad y la necesidad de escuchar a los vecinos. "Se trató de un repaso de once meses de gestión, con un fuerte hincapié en las obras de infraestructura encaradas y la valorización del espacio público como lugar de encuentro de los vecinos", remarcó.

El funcionario municipal también subrayó el concepto de autonomía planteado por Telerman al decir que "Buenos Aires no puede limitarse a obedecer ni tampoco desentenderse de las políticas nacionales. Es necesario plantear una interrelación con el conjunto del país, pero manteniendo la autonomía" porteña.

A su vez, el ministro de Producción del gobierno porteño, Enrique Rodríguez, estimó que se trató de un análisis "completo, exhaustivo sobre la gestión, donde se resaltó una propuesta muy importante según la cual si hay una necesidad hay un derecho". Rodríguez sostuvo que el jefe de Gobierno "planteó claramente que los únicos integradores para resolver los problemas sociales son el empleo, la vivienda, la educación y la salud".

Para el jefe de la bancada kirchnerista, Diego Kravetz, fue "un discurso hedonista porque habló todo el tiempo de goce y disfrute y de las obras que había empezado Aníbal Ibarra y que terminó inaugurando él".

Por su lado, el subsecretario de Asuntos Políticos y Legislativos del gobierno de la ciudad, Horacio Lenz, manifestó que "el discurso de Telerman refleja cabalmente el ideario de quienes llevamos adelante esta gestión".

Desde la vereda de enfrente, la titular del bloque macrista de la Legislatura, Gabriela Michetti, sostuvo que "hay demasiadas buenas intenciones que no se terminan de plasmar en el cambio estructural que requiere la Ciudad".

A su vez, el vicepresidente del bloque Juntos por Buenos Aires, el macrista Daniel Amoroso, consideró que el discurso de Telerman "no resiste ningún análisis político", porque "sólo se ocupó de hablar del amor y le faltaban los pajaritos para ser igualito al personaje que Mario Sánchez hacía en Polémica en el Bar". Para Amoroso, "no dijo nada nuevo, no habló de las denuncias en su contra ni aportó soluciones para todos los problemas que tienen los porteños. Nosotros esperábamos que viniera a la Legislatura para decirnos cómo iba a hacer para mejorar la seguridad, dar más trabajo y mejores servicios, pero no escuchamos nada de eso y en cambio se pasó una hora y media contándonos las cosas por las que sentía afecto".

Por su parte, el diputado del ARI Enrique Olivera señaló, en un comunicado, que en el mensaje de Telerman "hubo un divorcio muy grande entre el discurso y la gestión".

El presidente del bloque del ARI, Fernando Cantero, afirmó que fue un discurso "largo y tedioso, habló del amor, de que somos hermanos, pero no dijo que iba a hacer con la basura que aflige a Buenos Aires y que es un problema de gestión que hay que solucionar".

El diputado "Chango" Farías Gómez dijo que le "encantó la parte final de su discurso porque hizo hincapié en la autonomía de la ciudad y del apoyo al proyecto del presidente Néstor Kichner en la Nación".

"Fue interesante además porque llamó a hacer un acto de contrición para que bajemos banderas que son innecesarias y que luchemos por la ciudad de Buenos Aires porque es necesario también para el proyecto nacional.


http://www.parlamentario.com/noticia-7294.html