Fuente: Noticias Urbanas

MUDAN A LOS FERIANTES AL PASAJE DARWIN


Si este sábado pensabas ir a la Plaza Cortázar, no vayas. ¿Desapareció? No. Los mudan al Pasaje Darwin. Claro, no lo conocés. ¿El Gobierno? Defiende la decisión. ¿La Legislatura? Aprovecha la oportunidad para dar el palazo. ¿Los feriantes? Están re-calientes

Por María José Pérez Insúa

El Gobierno de la Ciudad ha hecho una bandera de gestión con el turismo. La zona de Palermo, las ferias y los diseñadores son auspiciados una y otra vez en cuanto medio de difusión se pueda y en la propia página de la Ciudad. Sin embargo, esta semana la publicidad no fue la mejor, sino todo lo contrario, y fue a raíz del traslado de los puesteros de la Plaza Cortázar, más conocida como Plaza Serrano. Allí donde Natalia Oreiro y muchos otros famosos tienen sus ranchitos.

El conflicto se presentó en Palermo cuando el Gobierno Porteño decidió este lunes pasado a las 10 de la mañana comenzar a tapiar la Plaza Córtazar colocando el cartel de “Puesta en Valor de la Plaza Cortázar”, en el marco de la remodelación del Barrio de Palermo. Eso implicó levantar y trasladar a los casi 100 feriantes del lugar a la calle Darwin -entre Honduras y Gorriti, a 300 metros de la plaza-, con la promesa de reubicarse definitivamente en un Polo Cultural que se construirá en el Mercado de Bonpland. Encima para echarle más leña al fuego, algunos vecinos de la plaza salieron a festejar la medida por “la mugre que deja la feria en ese espacio”.

Ni bien detectaron los movimientos del Gobierno, los feriantes ardieron en llamas, no sólo por salir de un punto fijo de la recorrida palermitana sino por, según ellos, “ir a parar a un punto muerto”. “Estamos en oposición al traslado de la feria. Estamos aquí hace cinco años y Jorge Telerman de forma arbitraria, de un día para el otro, decide el traslado, sin ni siquiera consultarnos, ni a nosotros, ni a los vecinos, ni a los comerciantes”, dijo Eduardo Nieves, delegado de la feria. Y agrega su colega Liliana Skidelsky: “nos quiere trasladar a un predio inhumano, inaccesible, sin nada de movimiento, con el pretexto de que es para reordenar la zona”.

“Reordenar”, esa es la palabra que más se repite en el Ministerio de Espacio Público del Gobierno porteño, además de la idea de “recuperar el espacio público para el uso público”. Y así lo explica Esteban Bellomo, el subsecretario de Programación y Coordinación del Espacio Público: “El Paseo Darwin será transitorio, ya no es un lugar inaccesible, fue recuperado como espacio público: se plantaron árboles; se colocó iluminación; y además de las veredas y la pavimentación se están colocando los bancos, cestos de basura, bicicleteros y pantallas de publicidad.

Además, en la plaza Cortázar, que entrará en obra una vez que los puesteros desalojen, habrá carteles indicadores sobre la ubicación del nuevo paseo y la feria de artesanos”.
“Los feriantes aceptaron la idea del Gobierno de armar un Polo Cultural en el Mercado de la calle Bonpland, donde también estén los feriantes del Mercado de Pulgas y El Dorrego. El problema aquí no es con los feriantes, sino con los artesanos manteros, pero nosotros insistiremos en el diálogo como vía de camino para llegar a una solución”, aseguró Bellomo.

FALTA DE IDEAS VS. MÁS DE LO MISMO

Conflicto en puerta. Época de elecciones. Igual: materia prima para la batalla.

Así, Ana María Suppa, diputada porteña del bloque kirchnerista, acusa el primer golpe: “Al Gobierno de Jorge Telerman le falta voluntad, o en el mejor de los casos, creatividad, para resolver la ubicación transitoria de los artesanos que desalojó de la Plaza Cortázar”.

“Tras acumular reclamos en torno a este tema por largo tiempo, el Ejecutivo porteño decidió tomar cartas en este asunto, pero se apuró a tapiar la Plaza Cortázar sin pensar en la transición ni consensuar con los artesanos un espacio alternativo”, expresó la presidenta de la Comisión Desarrollo Económico de la Legislatura porteña quien junto con Diego Kravetz y SILVIA LA RUFFA presentaron un proyecto alternativo para ocupar la Plaza Cortázar.

En lugar del Gobierno porteño, Bellomo recibe el golpe y responde categórico: “El traslado fue acordado con los feriantes y proponer alternativas para la ocupación del Plaza es más de lo mismo. Es la solución más sencilla que podría uno tomar para descomprimir la situación, pero no resolvería el problema de fondo. Lo que tenemos que resolver es la política de uso de los Espacios Públicos y en eso estamos”.

Y, desde el macrismo también atacan. Lidia Saya, presidenta de la Comisión de Espacio Público Legislativa, replica: “Este problema, como muchos otros, se gesta en que durante mucho tiempo el Gobierno de la Ciudad ha ido acumulando conflictos, sin tomar decisiones, y repentinamente – quizás por ser año electoral – busca resolver los problemas sin encontrar soluciones organizadas. No hay dudas con la idea de que el uso del espacio público debe ser ordenado para que todos los sectores puedan disfrutar del mismo, y debe quedar claro que el Poder Ejecutivo tiene la facultad y la obligación de llevarlo acabo.

No obstante no se puede pretender que este tipo de situaciones originadas en la pasividad y permisividad que caracterizaron las últimas gestiones, donde el presente Jefe de Gobierno y gran parte de su equipo estuvieron, se destraben de la noche a la mañana, sin construir los consensos”.

Con consenso o sin, lo que todavía quedará por resolver es de cuánto tiempo se habla y el efecto económico que este polémico traslado tendrá en los feriantes de la tan promocionada Feria de la Plaza Cortázar en el portal de la Ciudad.


BUSCANDO IDEAS ALTERNATIVAS

Acaba de presentarse en la Legislatura porteña un proyecto de ley que lleva la firma de los kirchneristas Ana María Suppa, SILVIA LA RUFFA y Diego Kravetz, “para crear un Polo Turístico, Cultural y Gastronómico en el área delimitada por las calles Niceto Vega, Scalabrini Ortiz, Guatemala y Juan B. Justo”.

Los legisladores proponen promocionar y el fortalecer las actividades desarrolladas por los locales de diseño, la feria de manualistas ubicada en Plaza Julio Cortázar y los complejos gastronómicos de la zona.

También proponen cerrar el tránsito vehicular, mediante un sistema de vallado móvil, los días sábados, domingos y feriados en el horario de 8 a 23 horas con cortes de tránsito totales en Honduras entre Gurruchaga y Thames, sin boca calles extremas, Serrano entre Gorriti y Honduras, sin afectar Gorriti y Borges entre Honduras y El Salvador, sin afectar El Salvador.

De prosperar este proyecto que ya presentado, la feria de manualistas seguirá funcionando en la Plaza Cortázar estableciéndose que funcionará la actual feria de manualistas los días sábados, domingos y feriados entre las 10 y 21 horas y los días de semana en el horario de 11 a 20 horas. Y se aclara que “los puestos deberán presentar una estructura uniforme y el número de los mismos será determinado por la autoridad de aplicación de acuerdo a la normativa vigente, teniendo en cuenta que los días de semana sólo funcionarán en el solado rígido de la Plaza y los fines de semanas se extenderán a la calzada circundante”.

Como toda actividad prevista para que regule el Estado, se prevé la creación de un registro por cada una de las actividades que se desarrollen en el Polo Turístico, Cultural y Gastronómico. Y también se establece que la Subsecretaría de Turismo “promoverá una línea de subsidios y/o préstamos”.

“Nuestro proyecto intenta formalizar uno de los centros turísticos de esta Ciudad, como es el barrio de Palermo. Palermo ha cambiado en los últimos años notablemente, pasando de ser una barrio de casas bajas a ser un barrio de auge turístico producto de los locales comerciales, tanto gastronómicos como de diseño de indumentaria, y de su Feria conocida como la ‘La Feria de Placita Cortazar’”, expresan los diputados en los fundamentos de la iniciativa.


Link: http://www.noticiasurbanas.com.ar/tapa.shtml?sh_itm=56752cb5f580c59f4c062df908c694e6