Fuente: Ambito Financiero

Kirchner hace el primer acto con PJ de la Capital

Escribe Patricia García

La nueva conducción del PJ Capital, que encabeza Alberto Fernández, se reunió por primera vez formalmente ayer para diagramar, como prioridad, el acto de asunción del jefe de Gabinete. Será el 27 próximo en el estadio Obras, con Néstor Kirchner de orador central.
Después de las acotadas e imperceptibles internas peronistas del domingo pasado, los albertistas hicieron un minucioso punteo sobre los resultados, para corroborar que han logrado la hegemonía en el congreso partidario, lo que les permite, con dos tercios a favor de los votos de ese órgano resolutivo, desde modificar la carta orgánica hasta que el jefe de Gabinete use su propio lápiz para hacer la lista de candidatos a legisladores porteños.
Junto con Fernández se reunieron ayer el vicepresidente del peronismo porteño, Alberto Iribarne, Patricia Vaca Narvaja, Daniel Filmus, Carlos Tomada, la diputada Lucrecia monti, Carlos Montero (FUP) y el sindicalista Víctor Santa María, quien domina más de un tercio del congreso. Casi una reunión de gabinete para planificar las tareas de ocasión, como repartir las secretarías partidarias, hacer un reglamento de funcionamiento y, especialmente, detallar el acto en Obras, al que Fernández quiere invitar a todos los titulares de los diferentes distritos.
Ahora, el PJ se sumirá en conformar la alianza Frente para la Victoria, sello con el cual el gobierno se presentará a las elecciones de octubre en la Capital Federal. Será prácticamente el PJ con aliados como el resto que dejó Gustavo Béliz de su partido Nueva Dirigencia que ahora conduce Matías Barroetaveña (auditor de la Ciudad), el Frente Grande de Aníbal Ibarra, si es que reflota ese sello que requiere de un cogreso y no domina, y otros partidos menores. Al menos, ésas son las conversaciones que se llevarían adelante.

• Acuerdos
El domingo el peronismo votó en la mitad de las circunscripciones electorales, ya que en la otra porción el gobierno urdió acuerdos para evitar la interna. Unos 20.000 afiliados volcaron el voto en esas urnas en las que se eligieron autoridades barriales (las que luego integran el consejo partidario) y congresales. Sin las populosas Villa Lugano y Mataderos, el PJ llevó a 1% del padrón electoral porteño al cuarto oscuro.
Los barrios le dieron a Fernández 28 -uno por circunscripción- integrantes del consejo partidario, el órgano ejecutivo. De esos 28, 16 responden al sindicato de Santa María, 5 a Raquel Kismer de Olmos, dos al Secretario de Descentralización, Héctor Capacciolli, dos al Secretario de Seguridad, Iribarne, y uno al FUP de Eduardo Rollano.
Para lograr el quórum en el congreso partidario que quedó conformado por 293 miembros, Fernández tiene los 108 delegados del sindicato de porteros, 9 del peronismo militante, 34 de la ex menemista Olmos, 22 de su amigo Capacciolli, 21 del grupo Corriente Popular Porteña (legisladores SILVIA LA RUFFA, Miguel Talento y Claudio Ferreño), 8 de Iribarne, tres del ex machista Jorge Argüello, uno de Filmus y uno de Patricia Vaca Narvaja. Con eso, supera ya el albertismo los dos tercios del congreso, pero hasta podría recurrir a los sindicalistas de la CGT (UPCN, José Luis Lingieri y Amadeo Genta), que retienen 12 congresales; a los taxistas de Omar Viviani, que son 4; al FUP que lleva 17; y a los sciolistas, que son 5.
Del otro lado, los no albertistas quedaron finalmente 40 congresales y un grupo de 8 independientes que fluctuarían de acuerdo a la ocasión.
Con el PJ Capital dominado, el peronismo buscará que el Frente para la Victoria le devuelva estatus en la Capital Federal, donde no tiene siquiera bloque propio con sello PJ, al no haber competido en la última elección a jefe de Gobierno porteño y legisladores donde la anterior conducción, encabezada por Miguel Ángel Toma, se alió con Mauricio Macri. Ahora, Macri debe retirar al PJ de su Frente Compromiso para el Cambio. En la otra elección, la de 2000, el peronismo desapareció de la escena con alrededor de 2% de votos y un solo legislador por entonces, Mario O´Donnell.