Fuente: La Nación

Duras críticas de casi todo el espectro opositor


"Un síntoma de debilidad política." "Una muestra de pura mezquindad electoralista que perjudica a los porteños e intenta ganar terreno a otras agrupaciones."

En esos términos, entre otros, calificaron los distintos partidos políticos opositores porteños la decisión del jefe de gobierno, Jorge Telerman, de desdoblar las elecciones porteñas de las nacionales y fijar la fecha de los comicios para el próximo 3 de junio.

Su -hasta ahora- principal contendiente, el ministro de Educación, Daniel Filmus, combinó la crítica con la mesura. "Nos parece bien [la fecha]. No nos perjudica en lo más mínimo. Estamos dispuestos y en condiciones de participar", y señaló que "sería importante que las elecciones coincidan con la elección de representantes comunales", según dijo el candidato oficialista (como se informa por separado).

Enseguida, el ministro se mostró más crítico. "Lo más importante es garantizar la gobernabilidad. Vamos a trabajar para que no se paralice la función de gobierno" entre el día de la elección y la asunción del mando, afirmó Filmus, y prometió "festejar por dos" ese día, debido a que coincide con su cumpleaños.

Desde el kirchnerismo puro, sin embargo, había evidente enojo. Para la diputada kirchnerista porteña SILVIA LA RUFFA, "Telerman puso su interés particular sobre el general. Sabe que con su gestión de maquillaje su gobierno no llega a agosto", afirmó la legisladora porteña.

La líder de ARI, Elisa Carrió, criticó duramente a Telerman, aunque afirmó que la decisión no afecta su candidatura presidencial. "No era bueno el intento del macrismo ni el del kirchnerismo de unificar las elecciones; tampoco es bueno, ni ética ni institucionalmente hablando, adelantar cuatro meses los comicios", dijo la candidata a LA NACION.

Carrió confirmó que será "prescindente de lo que decida el partido" con respecto a quien será el candidato que compita en ese distrito. "El problema es del Gobierno, de Telerman y del macrismo, no mío", ironizó la candidata desde Mar del Plata.

Muy relajada, Carrió reiteró: "Mi único objetivo es armar una coalición cívica frente al poder autoritario de Kirchner".

Uno de los principales referentes de ARI en el distrito, Enrique Olivera, opinó: "Hay una manipulación evidente. Convocar a una elección seis meses antes de la finalización del mandato es una imprudencia y genera condiciones adversas a la gobernabilidad". Para el ex jefe de gobierno, "hay cuestiones de conveniencia electoral: cortarle el vuelo a Filmus y a nosotros, que peleamos por el mismo electorado. También es funcional a los intereses de Pro, les da la posibilidad de presentarse dos veces y jugar con fechas separadas".

"Conventillo"

Según el economista de la CTA y también candidato a jefe de gobierno Claudio Lozano "era esperable que Telerman hiciera lo que hizo, adelantar el conventillo de la interna justicialista, de la cual quedan como rehenes los porteños".

Para el banquero Carlos Heller, otro de los precandidatos al sillón que hoy ocupa Telerman, "la decisión forma parte del juego de las especulaciones, las objeciones pueden ser políticas aunque no legales. Lo más democrático hubiera sido citar a todos y alcanzar el consenso para la fecha", afirmó el ex vicepresidente de Boca Juniors, que integra un mismo espacio junto al diputado kirchnerista Miguel Bonasso y al ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra, quien también fue muy duro con su ex compañero de fórmula.

"Nunca es bueno para la gobernabilidad y la institucionalidad fijar las fechas de elecciones con tanta anticipación a la fecha en que deba asumir el que gane los comicios", manifestó Ibarra a la agencia de noticias DyN.

"Conveniencia y paranoia"

"La decisión de Telerman no está basada en términos institucionales, sino en una mezcla de conveniencia personal y paranoia: conveniencia, porque no quiere que se instalen otros candidatos, y paranoia, porque cree que desde distintos sectores van a sacar a relucir las falencias e irregularidades de su gestión", manifestó.

"Con la fecha del 3 de junio, la gobernabilidad, la institucionalidad y los porteños, bien gracias", concluyó el ex jefe comunal y actual candidato a legislador porteño.

A contramano del resto de los opositores, el radicalismo (cercano a Telerman en el distrito) aplaudió la decisión. "Es un gesto de independencia política de Telerman que debe ser valorado", elogió Jesús Rodríguez, titular de la UCR porteña.

Para el ex ministro de Economía de Raúl Alfonsín, "la convocatoria responde a las normas que rigen en la ciudad, donde afortunadamente no pasa lo de Misiones, La Rioja y Santa Cruz, provincias en las cuales hay intentos de reelección indefinida y de manipulación permanente de las reglas de juego electorales por parte de sus gobernantes", dijo a LA NACION el dirigente porteño y artífice, junto a dirigentes radicales como Silvana Giúdici, del apoyo del centenario partido a Telerman.

Apoyo de la Ucedé

El candidato a jefe de gobierno porteño por la Ucedé, Jorge Pereyra de Olazábal, apoyó la decisión del jefe de gobierno, Jorge Telerman. "Es positivo. Las elecciones en la ciudad suelen ser ásperas, por lo que esto le quita dramatismo a la transición", afirmó el ex viceministro de Defensa, para quien "la elección del 3 de junio será una vidriera para la presidencial: nos dirá dónde están parados el Gobierno y la oposición".


http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=884656