Fuente: Noticias Urbanas

JUEGA SERVINI


El recurso presentado por el kirchnerismo ante la Justicia federal para pedir una declaratoria de certeza sobre el estado de los padrones comunales es visto como una artimaña para retrasar las elecciones porteñas y acercarlas a las presidenciales. Qué se argumente de un lado y del otro


Por Enrique Colombano y Pablo E. Chacón

La controversia desatada por la medida del kirchnerimo porteño de acudir a la Justicia federal para pedir una declaratoria de certeza sobre el estado de los padrones, con vistas a la elección de comunas, continúa. Ocurre que esta medida es vista por algunos sectores como un artilugio para retrasar las elecciones no sólo comunales, sino las de jefe de Gobierno y legisladores.

"Acá no hay ninguna maniobra política. Empecemos por eso. Lo que el jefe de Gobierno tiene que hacer es llamar a elecciones normalmente, y no desdoblarlas, una para jefe de Gobierno y otra para las comunales. Por una razón muy simple: no hay ciudad en el mundo que soporte cuatro elecciones en un año", disparó el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Diego Kravetz, en diálogo con NOTICIAS URBANAS.

Se sabe, el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, planea adelantar los comicios porteños para separarlos considerablemente de los presidenciales y evitar así el efecto arrastre de Kirchner hacia Daniel Filmus. Públicamente lo dijo: no quiere que se mezclen las campañas. El kirchnerismo, por su parte, desea atrasar los comicios porteños para acercarlos lo más posible a las elecciones presidenciales. Ambos comicios no pueden ir juntos, porque una ley de la Ciudad lo impide.

Además están las elecciones para votar las Juntas Comunales, los órganos que deben administrar las 15 comunas en las que fue dividida la Ciudad. Para eso es necesario actualizar los padrones, ya que deben ser divididos por comunas. Y ahí es donde surge la "inquietud" que el kirchnerismo, a través de la diputada SILVIA LA RUFFA, le hizo saber a la jueza federal María Romilda Servini de Cubría. LA RUFFA, en diálogo con NOTICIAS URBANAS, se mostró a favor de que las elecciones comunales y las de jefe de Gobierno y legisladores se realicen juntas y con los padrones ya modificados. Ése es el planteo que comparte el kirchnerismo. La lectura política que se desprende es que si los padrones comunales no estuvieran listos, arrastrarían, en ese caso, a la elección de jefe de Gobierno y ésta debería retrasarse.

En cambio, en el Gobierno porteño sostienen que las elecciones para jefe de Gobierno y legisladores son una cosa y las comunales otras. Y si hubiera algún problema con los padrones de estas últimas, deberían retrasarse éstas y no las primeras. Contra el argumento de que dividir las elecciones porteñas en ejecutiva y legislativa por un lado y comunales por otro acarrearía más gastos, Telerman contesta que una opción podría ser que las elecciones comunales se realizaran con las presidenciales, en octubre.

Igualmente, desde el kirchnerismo salieron este jueves a responderle, a través de Kravetz: "Aunque la fecha de las comunales, según dice, coincidan con las generales (por las nacionales de octubre). Así y todo, son cuatro elecciones: en la hipótesis del desdoblamiento, la primera sería para jefe de Gobierno; la segunda es el ballotage (de la primera); la tercera es para las comunales, y la cuarta para las generales. En ese sentido, no puede decirse tan ligeramente que esto es un asunto político, porque es un asunto administrativo. Es muy importante, y muy serio el trabajo que se ha hecho con los padrones como para decir eso. Está bien, el jefe de Gobierno no dice que ese trabajo no sea importante, pero sí dice que es una cuestión que sólo le importa a la corporación política. Yo le digo que no es así: que es un asunto público, administrativo, presupuestario. Ninguna ciudad puede darse el lujo de tener cuatro elecciones en un año. Eso es lo que hay que entender", disparó el diputado porteño.


http://www.noticiasurbanas.com.ar/politica.shtml?AA_SL_Session=2a0e73d993c817e2ef9c8772758a965a&x=64203