Fuente: Infobae.com

Un proyecto prevé otorgar puntos por cada infracción que realice el conductor. Al llegar a 50, puede ser inhabilitado. Además, la educación vial será obligatoria, según anticipó el autor de ambos proyectos a Infobae.com


Como en España, los conductores porteños deberán obtener un registro de conducir con puntaje, que los calificará según la cantidad de infracciones que cometan, si prosperara una iniciativa presentada en la Legislatura porteña.

El proyecto consensuado entre Jorge San Martino (Recrear) y SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria) prevé dar un puntaje al titular del registro de conducir en el ámbito porteño. Por cada infracción que supere los 100 pesos de multa que realice el conductor obtendrá un punto.

Al llegar a las 50 multas, el máximo establecido, la persona será inhabilitada por un año para conducir.

Los puntajes se aplicarán cuando se cancela la multa de la infracción, pero si pasan dos meses y no se paga esa irregularidad, se considerará el puntaje máximo.

El objetivo de esta iniciativa es promover la seguridad vial y obtener mayor cumplimiento de las normas de tránsito.

En ese sentido, otro proyecto estaría a punto de ser ley en cuanto comience el período ordinario de sesiones y se ocupará de la educación vial.

“El proyecto incorpora la materia en los primarios, secundarios y terciarios de la Ciudad, tanto públicos como privados. Obviamente, los docentes tendrán una capacitación específica, como ocurrirá con la educación sexual”, señaló a Infobae.com Jorge San Martino.

Según el legislador lopezmurphista, la educación vial "es esencial para evitar los accidentes de tránsito".

La Asociación Civil "Luchemos por la Vida" difundió el lunes un informe según el cual 7.557 personas murieron en accidentes de tránsito en Argentina, lo que significa de acuerdo con cifras "provisorias" un promedio de 629 víctimas por mes y 21 por día.

Julio Balbi, director del Ente Regulador porteño, dijo que "el índice trágico de accidentología que registra la Ciudad, y el país en general, se debe a una falta de políticas de tránsito que alienten a una conducta de manejo más civilizada".

"Si no ordenamos el tránsito con infraestructura y medidas de fondo, la ciudad -por más que se vea disminuido el parque automotor en esta época estiva-, seguirá en caos", advirtió.


Por Denise González Eguilior