Fuente: La Prensa

La norma votada en general por la Legislatura prevé mayor celeridad en los procesos


El despacho aprobado otorga mayores garantías para los imputados y otorga una participación activa de la víctima, como parte querellante. La norma deberá ahora ser votada artículo por artículo.


En una larga sesión que se extendió hasta la madrugada del jueves la Legislatura porteña, en general, el nuevo Código Procesal Penal y Contravencional de la ciudad que prevé celeridad en los juicios y mayores garantías para los imputados.

A su vez, con el Código se votó el segundo convenio de transferencias de competencias penales a partir del cual la Ciudad tendrá un modelo judicial.

El cuerpo sancionó por 37 votos el nuevo Código, y al no lograr un consenso sobre el articulado en particular -especialmente por las desinteligencias respecto del proceso penal juvenil-, dejó esta discusión para la sesión extraordinaria del próximo miércoles aunque podría pasarse para las primeras sesiones de 2007.

El despacho elaborado por la Comisión de Justicia explica, en sus considerandos, que el Código aprobado respeta “plenamente” los principios establecidos en el artículo 13 de la Constitución de la Ciudad, de “determinación del hecho, inmediatez, publicidad y doble instancia, además de las tradicionales garantías procesales para el imputado y el derecho de defensa en juicio”.

También expresa que la nueva normativa “intenta compatibilizar varios aspectos del sistema acusatorio: el respeto por las garantías del imputado, la intervención de la víctima, la celeridad procesal y la eficacia en la investigación.

“Y prevé -se agregó- una participación activa de la víctima, como parte querellante con pleno ejercicio de la acción o como mero denunciante con derecho a ser informado y facultades para promover la revisión jerárquica del archivo”.

De acuerdo a las precisiones suministradas, el mismo rol activo se plantea para la defensa, con posibilidad de cuestionar los actos del Ministerio Público Fiscal que afecten las garantías constitucionales. La norma entrará en vigencia a partir de los 180 días de su promulgación.

VOCES SATISFECHAS

La diputada kirchnerista SILVIA LA RUFFA afirmó que “con la aprobación de este proyecto buscamos reducir el nivel de impunidad en los delitos que se cometen en la Ciudad. Es un modelo mucho más ágil, transparente e incluso con mayores garantías que el sistema vigente”.

En tanto, el macrista Jorge Enríquez, autor de uno de los proyectos que dio origen a la iniciativa aprobada, especificó que “el nuevo código habilita juicios sin expedientes, y lo que antes llevaba años, ahora puede llevar no meses sino días”.

A su vez, el diputado, Julio de Giovanni, otro de los autores de la ley, expresó que “con esta aprobación, estamos haciendo una acto de soberanía. Lo hacemos al igual que el resto de las provincias, es un compromiso con la autonomía de la Ciudad. Nace de la Constitución de la Nación y de la Ciudad. Esta Ciudad es campo propicio para un código moderno como el que votamos”.

La ley contó con el apoyo del kirchnerismo y del macrismo mientras que el ARI, acompañó la votación en general y afirmó que expresará sus disidencias en la votación en particular.

Según se informó, el bloque Recrear se abstuvo de votar por considerar que no hubo tiempo suficiente para un mejor estudio del proyecto.