Fuente: NOTICIAS URBANAS

PJ: ALBERTO FERNANDEZ SE QUEDO CON TODO

En las instalaciones de la calle Venezuela del Instituto Superior Octubre (ISO), todas las caras eran de serena felicidad; reinaba una tranquilidad sustentada en el cómodo triunfo que era sólo alterada por algún grito de algún eufórico militante que recién llegaba. Alberto Fernández estaba en el lugar desde las 18:30 donde media hora más tarde, mediante el sofisticado equipo de handies y mensajes montados desde allí ya se supieron los resultados finales. Éstos habían procesado los más de veinte mil votos emitidos este domingo, en una concurrida participación de afiliados en catorce circunscripciones en los que no hubo proclamación directa.

En la oficina del segundo piso del anfitrión Víctor Santa María se concentraba la información y los comentarios acerca de la suerte corrida por los diferentes dirigentes. Minutos más tarde, un exultante Fernández -que fue felicitado inmediatamente por el presidente Néstor Kirchner- se refirió a los comicios como "una jornada ejemplar en la cual los justicialistas de la Ciudad sepultamos definitivamente una vieja forma de ver y realizar política, la que nos había llevado a pensar que desde el justicialismo ya casi no era posible; sí lo era y hoy junto a estos ejemplares compañeros empezamos el nuevo camino de la reconstrucción de un peronismo con propuestas y ganador en este distrito al que tanto le debemos".

Como sucedió siempre a lo largo de la corta campaña, agradeció a los "constructores del triunfo", el propio Santa María y Alberto Iribarne; también agradeció especialmente a Kelly Olmos y a Andrés Rodríguez, "dos compañeros con los que transitamos en otros momentos caminos diferentes pero hoy es un orgullo tenerlos acá". Miraban atentamente dos ministros del gabinete nacional, Daniel Filmus y Carlos Tomada; otro engranaje clave del triunfo, el secretario de Medios Enrique "Pepe" Albistur, el apoderado Juan Manuel Olmos y Roberto Digón, vencedor de Carlos Montero del FUP en la séptima, uno de los resultados que más alborozo trajo a la calurosa noche del domingo.

Bueno si de clásicos se trata, el triunfo de Iribarne sobre el ex concejal Raúl Padró se llevó todos los elogios, aunque apenas haya sido por poco más de cien votos sobre los 1.400. Éste era una de los "cadáveres políticos" preferidos por el albertismo por su imagen casi grotesca y paradigmática de los peores años del peronismo porteño. Allí confluyeron también los intereses de Diego Santilli y Claudio Ferreño para derrotar al veterano caudillo de Belgrano en la 16. También la 24, que estaba disputada, finalmente quedó en manos de una alianza liderada por el Suterh, con la legisladora SILVIA LA RUFFA y el santillismo.

Al peromacrismo no le fue nada bien y su principal derrotado fue Cristian Ritondo, que perdió las trece secretarías generales que controlaba su espacio, pasando sus congresales metropolitanos de de 55 a 13. El sciolismo -cuyo jefe máximo forma parte del espacio ganador- también fue derrotado en los barrios, perdiendo en sus territorios sus dos alfiles Alberto Pérez y Roberto Ravale.

El Congreso Metropolitano tiene una clara hegemonía del SUTERH con 108 congresales, mientras que el albertismo en su conjunto suma 214, casi veinte más que los dos tercios requeridos por la Carta Orgánica para las decisiones fundamentales, lo que le permitirá al nuevo titular del partido realizar los cambios que pretenda casi sin oposición en el mismo.

El resto de los congresales quedó de la siguiente manera: una excelente performance de Kelly Olmos con 35 (aplastó a Inés Pérez Suárez en la segunda, otro resultado muy festejado), Héctor Capaccioli logró 23 al igual que la Corriente Popular Porteña de Claudio Ferreño, Pancho Talento y Tito Pandolfi, el FUP con 19, UPCN y Viviani con 16, Diego Santilli con 11, Iribarne y el Peronismo Militante con 8, Scioli con 5 y Jorge Argüello con 4, entre los principales.

La lista electa para el Consejo Metropolitano, además de Fernández e Iribarne, tiene a Patricia Vaca Narvaja, Filmus y Santa María en las tres vicepresidencias y la secretaría general respectivamente.

Al final de la tertulia, que terminó cerca de las 21, en el PJ especulaban con un Frente para la Victoria para las elecciones de octubre donde quepan todos -bielsistas, ibarristas, y demás- y por los comentarios del nuevo titular escuchados en la sede tras el triunfo, la orden será fortalecer -y no "lijar"-el gobierno de su aliado Aníbal Ibarra, pero a partir de cuadros de extracción peronista.