Fuente: Noticias Urbanas

QUIEREN CAMBIAR LA POLITICA PENITENCIARIA

La legisladora del Frente para la Victoria, SILVIA LA RUFFA, presentó tres proyectos de ley tendientes a cambiar el funcionamiento de la política penitenciaria. La diputada consideró que los cambios son fundamentales debido a los últimos hechos de violencia y superpoblación que se registraron en distintas cárceles del país

Por Antonio Lizzano

El tema volvió a los medios con inusitada fuerza. Los motines que se producen en las cárceles del país, con exceso de población, colocó al tema de la política penitenciaria en el ojo de la tormenta. En vista de esos hechos la legisladora kirchnerista SILVIA LA RUFFA resaltó que "estos hechos son indicadores para generar el debate sobre un tema que muchas veces no se quiere mirar, como es el de la política penitenciaria" y en ese sentido presentó tres proyectos en la Legislatura de la Ciudad, que según su entender, implicarían un cambio de modelo en materia de política penitenciaria.

Uno de los proyectos se inscribe dentro del marco integral de reinserción social, que establece las pautas para tratar que todos los condenados se recuperen y vuelvan a la sociedad. En ese sentido la diputada expresó: "El espíritu de esta iniciativa se plantea a partir de la indelegable obligación ética del Estado de preservar a toda persona privada de la libertad de los efectos colaterales, negativos y no deseados, del encierro".

Al referirse al segundo proyecto explicó: "El mismo propone la creación de un servicio de reinserción social, compuesto por personal idóneo, debidamente seleccionado y no militarizado, que busque la resocialización de los condenados y no la simple meraguarda y transmita los valores de educación, trabajo y respeto como pilares de la construcción de la dignidad humana y de la vida en sociedad".

Por último, el tercer proyecto propone la creación de una Agencia de Ejecución Penal y Contravencional. En este caso, la legisladora K manifestó: "Tiene por objeto posibilitar las bases para una nueva vida de los egresados de las cárceles y para los condenados y procesados que se desenvuelven en el medio social, de esta manera se busca evitar la reincidencia en el delito, disminuir la criminalidad, y cumplir funciones de auxiliar de la justicia, tanto en la etapa del proceso como en la de la ejecución penal".