Fuente: Noticias Urbanas

Este jueves por la mañana le tocó el turno al Consejo de la Magistratura de dar cuenta de sus necesidades presupuestarias. Su presidenta, Carla Cavaliere, explicó antes los legisladores porteños en qué quieren utilizar los cien millones de pesos que el Ministerio de Hacienda no incluyó en el proyecto de Presupuesto 2007. Ellos habían pedido 250 millones, y Guillermo Nielsen les concedió 150. Además, el Consejo mostró un gran nivel de ejecución presupuestaria comparado con ejercicios anteriores


Por Alejandra Lazo


Se podría decir que, teniendo en cuenta años anteriores, el Consejo de la Magistratura salió victorioso de la reunión que se llevó a cabo este jueves por la mañana con la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura porteña y los legisladores que, sin integrar la misma, decidieron asistir.

Hubo un gran reconocimiento por parte de los diputados del alto nivel de ejecución presupuestaria llevado a cabo por el Consejo, comparado con otros organismos, reparticiones y básicamente con ejercicios anteriores, donde la subejecución fue la constante. Sin ir más lejos, la inacción del Consejo desencadenó -entre otras cosas- en el juicio político a seis consejeros (que finalmente se desestimó luego de un largo proceso) y el nombramiento de un Administrador del Poder Judicial.

Lo cierto es que la reunión de este jueves no contó con la misma cantidad de presentes que tuvo el encuentro con el ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, como suele ocurrir en este tipo de rondas de presentación y preguntas en torno al proyecto de Presupuesto 2007 presentado por el Poder Ejecutivo.

Por el Consejo, concurrieron su presidente, Carla Cavaliere; el administrador del Poder Judicial, Lucio Ponsa Gandulfo; y los consejeros Juan Sebastián De Stefano y Ricardo Baldomar; entre otros miembros del organismo.

La reunión estuvo coordinada por el presidente de la Comisión de Presupuesto, Juan Manuel Olmos (Frente para la Victoria); y asistieron los diputados Santiago de Estrada, Álvaro González, Oscar Zago y Diego Santilli (Juntos por Buenos Aires); Alejandro Rabinovich, Fernando Cantero, Juan Manuel Velasco (ARI); Jorge San Martino y Carlos Araujo (Recrear); Ivana Centanaro, Sebastián Gramajo y SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria); María Florencia Polimeni (Guardapolvos Blancos); Héctor Bidonde (Bloque del Sur); Rodrigo Herrera Bravo (Compromiso para el Cambio), Carlos Lo Guzzo (UCR) y Julio de Giovanni (Partido de la Ciudad).

Nielsen previó una partida de 150 millones de pesos para el Consejo de la Magistratura, pese a que el organismo había solicitado 250 millones, por lo que durante gran parte de la reunión Cavaliere tuvo que explicar el por qué de semejante diferencia presupuestaria. "De esos 100 millones, 38 son para la compra de inmuebles; 15 son para la implementación de la Ley 1903 (Ley Orgánica del Ministerio Público); 8 son para la renovación del parque informático y también está prevista una partida para aumentos salariales, ampliaciones de planta y de estructura administrativa producto también de la Ley 1903", detalló.

Asimismo, la abogada explicó que "si bien está suspendida la implementación de la Ley 1903 (hasta noviembre de este año), es nuestra obligación prever los gastos que demandaría. La estructura administrativa actual no está preparada para poder incorporar todo el personal necesario que sería necesario, ya sea tanto por espacio como por recursos".

Cavaliere también sostuvo que "es necesario la reforma de los edificios que el Poder Judicial tiene en la calle Beruti y en la calle Hipólito Irigoyen". Este último inmueble fue adquirido por la anterior composición del Consejo mediante maniobras escandalosas, que motivaron una denuncia judicial de la ex diputada porteña y actual defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini, e incluso se cuestionó su funcionalidad para funcionar como juzgado, algo que quedó claro en la reunión de este jueves. "Es indispensable readecuar Beruti y el edificio de Yrigoyen (ex Casa Martínez) necesita una gran obra porque hay arrancar prácticamente de cero", aseguró Cavaliere.

En tanto, Ponsa Gandulfo señaló: "Puede resultar abultado el pedido en comparación con el presupuesto de 2006 (aproximadamente 130 millones) pero es sumamente necesario avanzar en la compra de inmuebles propios -cinco de los siete que están en uso son alquilados- y en el mejoramiento del parque informático (hay computadoras que no tienen disco rígido). Queda en ustedes decidir si se justifica continuar con esos onerosos alquileres o se adquiere aunque sea alguno de ellos para que quede para el Poder Judicial".

En el período de preguntas, la diputada LA RUFFA señaló con sorpresa que Hacienda no tenía presupuestado ningún gasto en el agregado inmuebles. A lo cuál se le contestó que efectivamente era así -lo que tampoco permite continuar con la descentralización de la Justicia- y que sólo habían presupuestado unos cinco millones de pesos para refacciones en infraestructura.

San Martino, por su parte, expresó "su satisfacción por el grado de ejecución presupuestaria del Consejo teniendo en cuenta los ejercicios anteriores". En el mismo sentido, Polimeni felicitó nuevamente al Consejo y dejó sentada su preocupación ante la disminución presupuestaria decidida por el Ejecutivo. "En su momento, se decidió efectuar un recorte por los problemas que había en el Consejo, pero no se entiende que se proceda de la misma manera cuando se están haciendo las cosas bien", expresó.

Uno de los últimos diputados en hacer uso de la palabra fue Álvaro González, quien aseguró: "Luego de la visita de Nielsen parece que estamos frente a un presupuesto económicamente superhabitario y financieramente deficitario (carcajadas de Olmos) y que si fuera por lo que pidieron los organismos habría que hablar de muchos millones de pesos más. ¿Con lo que presupuestó el Ejecutivo el Consejo puede cumplir con la política prevista para el año próximo?".

Frente a la pregunta, Cavaliere fue categórica: "La verdad es que no, por lo menos necesitaríamos 47 millones de pesos más. Igualmente, les enviaremos un listado de las prioridades para que las tengan en cuenta a la hora de definir las partidas".