Fuente: Gente BA

El "Plan Global sobre Sustancias Adictivas", un proyecto de ley que propone la coordinación interministerial para abordar la problemática relacionada con el uso y abuso de sustancias adictivas, tanto legales como ilegales, fue presentado por tres diputados kirchneristas porteños.

El proyecto, elaborado por los integrantes del bloque Frente para la Victoria Diego Kravetz, Inés Urdapilleta y Ana María Suppa, fue presentado ayer a la tarde en la Manzana de las Luces.

Al encuentro asistieron el ministro de Justicia de la Nación, Alberto Iribarne; el director de la Secretaría de Lucha contra la Drogadicción y el Narcotráfico, José Granero; el Superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, el Director de la Escuela Nacional de Gobeirno, Nicolás Trotta, el Director del Hospital Argerich, Donato Sapaccavento, el Director de la Oficina Nacional de Tecnlogías de la Información, Cristian Asinelli, la Subsecretaria de Educación del Gobierno porteño, Mara Brawer, el Secretario General del PJ Capital, Víctor Santa María, los diputados porteños SILVIA LA RUFFA, Sebastián Gramajo, Juan Manuel Olmos, Alberto Pérez, Ivana Centanaro, Sandra Bergenfeld y Beatriz Baltroc.

También asistieron integrantes del Movimiento Popular de Mayo (MPM) que lidera el kirchnerista Héctor Capaccioli, como Juan José Alvarez, entre otros.

La propuesta tiene como eje la coordinación interministerial para elaborar y ejecutar políticas públicas que respondan de manera global a los problemas relacionados con el uso y abuso de sustancias adictivas -legales e ilegales-.

La iniciativa incluye el monitoreo sobre las conductas denominadas "de riesgo adictivo", como el juego, y los trastornos alimenticios que derivan en bulimia y anorexia.

"La iniciativa no se circunscribe a la asistencia del adicto a drogas ilegales, sino que también otorga un papel preponderante a la prevención y control sobre aquellas sustancias que se
encuentran disponibles en el mercado legal como los psicofármacos, el tabaco y el alcohol", indicó una fuente legislativa.

En este sentido, el proyecto resalta "el rol del Estado como regulador de la venta, distribución y publicidad por parte de las empresas que comercializan sustancias y promocionan prácticas adictivas, haciendo especial hincapié en la responsabilidad social empresaria".

Durante la presentación, Kravetz remarcó la nececesidad de "convertir a la política en un hecho concreto para cambiar la vida de la gente y asumir, de una vez por todas, el problema como propio".

"Es inentendible que no exista en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires una política pública ante un tema gravísimo como lo es el de las adicciones. Es una decisión política que no se muera ni un sola personas más por el consumo y abuso de estas sustancias", enfatizó el diputado.

La propuesta, que será tratada en la Legislatura, preve que el futuro organismo interministerial tenga un director ejecutivo, con representantes de los ministerios de Educación, Derechos Humanos y Sociales, Salud, Gestión Pública y Descentralización y Gobierno y del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El Plan Global sobre Sustancias Adictivas tendrá, entre otras funciones, la de elaborar programas de prevención para las escuelas y los medios.

También deberá capacitar a los integrantes del sistema de salud en el tratamiento y detección de adicciones y controlar y autorizar la comercialización de bebidas alcohólicas, a través de un registro de habilitaciones específicas para su venta.

El proyecto recibió la adhesión del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, la diputada nacional kirchnerista Diana Conti y el Centro de Estudios para la Prevención y Tratamiento de las
Adicciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, entre otras.