Fuente: Clarín

LA ASUNCION DE AGUSTIN ZBAR EN LA PROCURACION DE LA CIUDAD

Se mostró rodeado de radicales y destacó la pluralidad del Gobierno porteño.


Horacio Aizpeolea


A su modo, Jorge Telerman avanza en el armado de su propia "concertación plural". Ayer, lo que podría haber sido un frío acto protocolar, la asunción de Agustín Zbar como Procurador General del gobierno porteño, fue interpretado por muchos de los presentes como "un hecho político" a cargo del mandatario porteño.

"¡Cuántos radicales!", se comentaba en el Salón Dorado del Palacio Comunal. Quien asumió como abogado de la Ciudad (en lugar de la ibarrista Alejandra Tadei), es radical y no lo ocultó en su discurso. Tampoco lo hizo Telerman. "Es un partido que respeto y donde tengo grandes amigos", dijo y le guiñó un ojo al ex intendente radical, Facundo Suárez Lastra, quien siguió la ceremonia muy pegado al ministro Nielsen (también radical) y al ex UCR, el legislador porteño Jorge Enríquez (de buen diálogo con Telerman). No faltó Silvana Giúdice, diputada nacional radical.

Telerman destacó la pluralidad de su gobierno. Mencionó que el "camino de la convergencia política" es impulsado desde el Gobierno nacional. "¿Esta es la concertación Telerman?", le preguntó Clarín a una colaboradora del jefe de Gobierno. "Ese es el mandato del Gobierno nacional", fue la respuesta. Pero esta concertación asoma distinta a la que propone, por ejemplo, Alberto Fernández: el Gobierno porteño tiene un ministro radical, uno socialista (Roy Cortina), otros peronistas (Diego Gorgal o Enrique Rodríguez). También a un ex macrista (Juan Pablo Schiavi). Estos sectores, por ahora, han rechazado el convite de la "Concertación Plural" de Kirchner.

También se vio a los diputados porteños K, Helio Rebot, Alberto Pérez, Juan Carlos Olmos e Ivana Centanaro. ¿Gesto de buena vecindad? Es posible. Lo cierto es que no se vio a los legisladores porteños más "albertistas" (Diego Kravetz o SILVIA LA RUFFA).

Zbar prestó juramento por los "sagrados libros de La Torá, por los profetas de Israel, la Constitución Nacional y la de la Ciudad de Buenos Aires". Lució la quipá. Entre los presentes estuvo el embajador de Israel, Rafael Eldad. "Ya no estoy en soledad en el Gabinete", bromeó Telerman.

Hubo también abogados y profesores de derecho. El constitucionalista Daniel Sabsay fue nombrado por Zbar y Telerman.

Al dato de color lo puso un niño. "Hola, soy el hijo de Agustín". Así se les presentó a muchos (este cronista incluido), el pequeño Jaime, hijo del flamante procurador. De saco y quipá, dijo tener 9 años. "¿Por qué hago esto? Para conocer a la gente", respondió.