Fuente: Gente BA

Fue recibido por los presidentes de las Comisiones de Transporte y de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad.

Una reunión conjunta de las comisiones de Seguridad, y de Tránsito y Transporte se realizó ayer al mediodía en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con la asistencia del Director General de Seguridad del Transporte de la Policía Federal, Comisario Mayor Ricardo Faranna y del Jefe de la División Subterráneos de la misma fuerza para tratar el tema de la seguridad en los subterráneos.

Ambos jefes policiales se pusieron a disposición de los diputados para responder las preguntas que quisieran plantearles. El diputado Martín Borrelli (Compromiso para el Cambio), titular de la Comisión de Legislación General, se refirió al hecho ocurrido en la estación Callao en el que una joven fue abusada sexualmente, y les preguntó a los policías acerca de las medidas de seguridad que implementan en ese transporte.

El Comisario Faranna sostuvo que "la división se incrementó con operativos sorpresa en distintas líneas para evitar delitos puntuales (como el ocurrido en las estación Callao) así como para evitar arrebatos". "El servicio ordinario se reforzó con 50 hombres todos los días, incorporados por la Superintendencia para custodiar (las estaciones) en servicio ordinario", explicó el responsable de la policía de la seguridad en los transportes. También informó que antes eran "10 los efectivos que realizaban ese servicio ordinario para las 69 estaciones de subte" aunque subrayó que a ese número se le suman "50 ó 60 polícías que realizan adisionales con el mismo tipo de servicio con uniforme, cuyas remuneraciones son pagadas por la Empresa Metrovías (concesionaria del subte) y por el Estado".

La reunión estuvo encabezada por la diputada SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria), presidenta de la Comisión de Seguridad y por el diputado Jorge San Martino (Recrear), presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte. La legisladora consultó a los policías acerca de la cantidad de denuncias recibidas por hechos cometidos por arrebatadores o punguistas a lo que el Comisario Mayor le respondió que en el "2005 fueron aproximadamente 200 en total, lo que es un número bajo para la cantidad de pasajeros que viajan" en ese medio de transporte. El jefe policial informó a la diputada que "no han ocurrido hechos con armas de fuego" y afirmó que considera el hecho ocurrido en la estación Callao como "muy circunstancial".

El diputado San Martino por su parte, consultó al comisario acerca de los medios de comunicación que utilizan para informar a los policías que realizan tareas en los andenes de subte respecto de las imágenes que la misma policía monitorea, tomadas por las 190 cámaras de televisión instaladas en las estaciones. La respuesta fue que lo hacen "a través de los teléfonos particulares de los efectivos.

Este legislador expresó su inquietud acerca de los graves problemas de comunicación planteados y que no comprendía cuál era el objetivo de que la empresa invirtiera "20 millones de dólares en nuevas cámaras de televisión con tecnología de fibra óptica si no hay capacidad de respuesta" en acciones tendientes a la seguridad.

San Martino también quiso saber qué tipo de planificación existe por parte de esa fuerza de seguridad para el caso de una catástrofe o de un atentado terrorista. La respuesta del Comisario fue que "existen planes de emergencia que se implementan como en el caso reciente de un descarrilamiento del subte en la zona de Palermo en el que actuaron los bomberos en forma conjunta con la policía y personal de la empresa dando por resultado una evacuación rápida".

En reuniones anteriores las mismas comisiones recibieron a representantes de la empresa Metrovías quienes informaron, entre otras cuestiones, acerca del plan de colocación de mayor cantidad de cámaras de televisión para monitorear las estaciones; y a funcionarios del Gobierno de la Ciudad y de la Defensoría del Pueblo con el objeto de dialogar sobre la seguridad en los subtes.