Fuente: INFOBAE

Ya hubo dos reuniones entre funcionarios de la administración kirchnerista y el actual diputado porteño. Entre hoy y el martes próximo habrá otras dos en las que se definirá si el doctor reemplaza finalmente al canciller como candidato kirchnerista

Luciano Dolber
ldolber@infobae.com


El nivel de conocimiento público de Eduardo Lorenzo Borocotó y su buena imagen pública lo hacen un candidato más que potable para competir con Elisa Carrió, quien, a pesar de su amesetamiento en las encuestas, sigue liderando la intención de voto de los porteños.

Borocotó debería competir además contra Mauricio Macri, en cuyas filas milita actualmente. No obstante, ese no es un impedimento, dado que -según dicen a su alrededor- el ingeniero no le ha formulado hasta el momento ninguna oferta tentadora.

“Los primeros números lo dan mejor que a Bielsa”, señalan, entusiasmados, en el despacho que el doctor ocupa actualmente en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Será finalmente la carta tapada que tenía Kirchner para enfrentar a Carrió, o simplemente ocupará un lugar de privilegio en la nómina encabezada por el canciller? Responde un hombre clave en las negociaciones: “El martes se define todo. Lo quieren para que vaya primero, pero está poniendo algunas condiciones exageradas”.

De acuerdo con lo que pudo saber Infobae, Borocotó reclama, además de su lugar, al menos dos candidatos propios en la nómina de legisladores nacionales y otros tantos en los postulantes para la Legislatura.

En ese sentido, los operadores de la administración kirchnerista parecen decididos a no ceder, lo cual no debería ser un impedimento para cerrar un trato justo.

Un dato para comprender mejor: los hilos de Borocotó los mueve el sindicalista Daniel Amoroso, “dueño” de Juegos de Azar. Juntos vienen trabajando hace más de un año, y el ambicioso dirigente gremial puso una estructura gigantesca detrás del doctor, a quien quería ver en una posición como la que está ahora: negociando con las más altas esferas de la política argentina.

Lista

Con Borocotó jugando de su lado, la Rosada tiene un problema menos, ya que puede elegir entre reemplazar a Bielsa o bien apuntalar su candidatura con un dirigente de mayor conocimiento público.

Saldada la nómina de diputados nacionales, restaría definir la de legisladores porteños, que sería encabezada por Patricia Vaca Narvaja y Javier Castrilli.

De la misma lista formarían parte Juan Manuel Olmos, SILVIA LA RUFFA y Claudio Ferreño. Todos ellos serán premiados por el esfuerzo y la lealtad con la que luchan para que Alberto Fernández encabece el Partido Justicialista, posibilidad que sigue apareciendo firme.