Fuente: Noticias Urbanas

La Legislatura porteña aprobó este jueves el proyecto de ley que incorporó a la planta transitoria del Gobierno de la Ciudad a más de 3.000 Jefes y Jefas de Hogar. Desde enero de 2007 pasarán a cobrar entre 700 y 1000 pesos

Por María José Pérez Insúa

Mientras fuera de la Legislatura porteña había cerca de un centenar de Jefes y Jefas de Hogar que hacían el "aguante" a los 60 que habían ingresado, los legisladores de la Ciudad alteraban el orden del día para tratar el proyecto de ley que planteaba "incorporar al régimen establecido por artículo 39 de la ley 471 a beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar".

El proyecto de ley tiene varios autores: Jorge Enríquez (Juntos por Buenos Aires), Diego Kravetz (Frente para la Victoria) y Rubén Devoto (Desde Abajo), y logra la incorporacion a planta transitoria de más de 3.000 trabajadores que están prestando contraprestaciones en el Gobierno de la Ciudad a cambio de planes Jefes y Jefas de hogar.

"Lo que estamos votando con esta ley es una acción de reparación, en primer lugar del orden jurídico y luego del orden social", dijo Juan Manuel Olmos (Frente para la Victoria) , el primero en tomar la palabra.

A continuación tomó la palabra el diputado Enríquez: "El proyecto de ley es de trascendental importancia porque hace a la dignidad de las personas, yo la llamaría Ley de la Dignidad" y agregó, fiel a su costumbre de recordar al ex jefe de Gobierno, "esta es una más de las cosas que el Gobierno bobo de Ibarra nos dejó". Por último, Enríquez señaló: "Por cierto, esto es sólo un paliativo. La verdadera solución pasa por crear trabajo genuino, lo que sólo se conseguirá con una política seria de inversiones sostenibles".

A su turno, Beatriz Baltroc (FpV) resaltó que "esta lucha viene de larga data y además viene no hacemos otra cosa que lo que es justo".

Recordando su paso por el CGP1, el legislador Sebastián Gramajo se preguntó: "Qué hubiese pasado si un Jefe de Hogar si caía en su trabajo" y aseguró "esto es sólo una retribución de los derechos laborales".

Respecto de la aprobación de esta ley, Diego Kravetz, jefe del bloque K, aseguró: "Este es un proyecto fundamental en el que venimos trabajando hace mucho tiempo para darle una solución real y definitiva a los trabajadores del Gobierno de la Ciudad que estaban cumpliendo tareas prácticamente gratis".

En el mismo sentido siguieron otros diputados: Fernando Cantero, Juan Manuel Velasco (Ari), Gerardo Romagnoli (Autodeterminación y Libertad), Verónica Gómez (Socialismo) y SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria).

La norma fue aprobada con 40 votos afirmativos, 10 negativos y una abstención.

Luego tomó la palabra el diputado Martín Borrelli, quien votó en contra del proyecto de ley que sancionó la Legislatura. "El Estado sigue incorporando empleados y paradójicamente, los vecinos se quejan cada día más por la mala calidad de los servicios que presta la Ciudad. En algunos sectores faltan agentes, en otros sobran: ahora van a incorporar 3.000 empleados nuevos, pero no hay ninguna planificación", aseguró el diputado.

Los trabajadores pasarán a cobrar entre 700 y 1000 pesos a partir del 1 de enero de 2007.