Fuente: Gente BA

El Jefe de Gobierno porteño Lic. Jorge Telerman presidió ayer la reunión del Consejo de Seguridad y Prevención del Delito, en la que además participaron, el Ministro de Gobierno Lic. Diego Gorgal, los diputados Jorge Enríquez, Martín Borrelli, y SILVIA LA RUFFA, Jueces, los fiscales generales de la Ciudad, Dres. Luis Cevasco y Rubén Pereyra, además de representantes del Gobierno federal.

Los integrantes del Consejo celebraron que por primera vez concurrieran funcionarios del Gobierno Nacional, como el Lic. Luis Tibiletti, Secretario de Seguridad Interior, y el Dr. Julio Vilela, Fiscal de la Justicia Federal. La presencia de las autoridades de la Nación potenció la fuerza del Consejo, teniendo en cuenta que por superposición de jurisdicciones debe coordinar su labor con representantes de las autoridades federales.

El Consejo trabajó sobre la realización de encuestas de victimización, con las que la Ciudad aspira a tener un mapa del delito propio, para programar su respuesta a la preocupante ola de inseguridad que azota a los porteños. El Plan Nacional de Desarme trajo a consideración de los participantes de la reunión, las iniciativas legislativas para reproducir el plan en la esfera de la Ciudad.

"Hay quienes proponen que los porteños compremos toda arma de quien quiera desarmarse. En cualquier plan de desarme debemos ser muy cuidadosos, si no queremos que se transforme en una suerte de "plan canje" que termine resultando funcional a los delincuentes, para modernizar su armamento, o para "descartar" armas homicidas. Si el loco de Belgrano hubiera tenido un plan de este tipo probablemente se hubiera perdido para siempre la prueba del delito más atroz de los últimos tiempos"; sostuvo el legislador Jorge Enríquez.

Por otro lado, quedó a cargo de la Comisión del legislador Jorge Enríquez la proyección de un plan de acción de la policía comunitaria, para mejorar la respuesta policial al flagelo de la inseguridad. El Viernes que viene en la reunión de comisión elaborarán las directivas tendientes a mejorar la actuación de la policía comunitaria.

"Hace muchos años vengo trabajando en la legislatura con un proyecto de ley de creación de una Policía con armas no letales, pese a no obtener buenos resultados espero que en esta oportunidad sea tratado a la brevedad . Confío en su aprobación y creo que seguramente será patrocinado también por el Consejo de Seguridad y Prevención del delito el cual integro. El proyecto se ha estructurado teniendo en cuenta las experiencias obtenidas en diversos lugares del mundo en particular Barcelona, como también New York, Paris, y Londres, adecuándolos a la idiosincrasia y valores culturales de nuestro país en general, y de nuestra ciudad en particular”, remarcó el legislador.

“Sabemos que tener una fuerza policial propia no es posible mientras siga vigente la Ley Cafiero, pretendemos instalar estos primeros pasos hacia la más amplia autonomía, con el manejo de las políticas de seguridad ciudadana empezando desde cero con la creación de una policía Comunitaria, es decir que se halle embuida de las características de este tipo de fuerza, sin perjuicio de que en el futuro, cuando hayan caído los impedimentos existentes hoy, el manejo integral de la seguridad recaiga en manos del gobierno porteño”, finalizó Enríquez.