Fuente: Villa Lugano.com

Sin apoyo de los legisladores kirchneristas, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires declaró por ley la Emergencia Ambiental y Sanitaria de la Cuenca Matanza-Riachuelo, habilitando al ejecutivo para hacer uso de 300 millones de pesos en tareas de saneamiento y asistencia a la población afectada.

El proyecto aprobado ayer -mismo que la semana pasada no pudo ser tratado por falta de quórum- declara por cinco años la Emergencia de la Cuenca Matanza-Riachuelo en el ámbito porteño, instando a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a celebrar un tratado con la Nación y la provincia de Buenos Aires para constituir una Autoridad de Cuenca, con facultades de regulación, control y poder de policía para la gestión de las operaciones de saneamiento y prevención de la contaminación.

Además, compromete al Poder Ejecutivo de la Ciudad a que haga uso de los medios necesarios para trasladar y reubicar a todas las personas afectadas que vivan en asentamientos precarios sobre la margen del Riachuelo, a realizar un estudio epidemiológico y toxicológico de los habitantes potencialmente dañados y brindarles asistencia médica integral, entre otras medidas.

Asimismo, prevee la creación de una comisión cuya labor será realizar el seguimiento de aplicación de la ley, y que estará integrada por cinco representantes del Poder Ejecutivo, cinco legisladores, representantes de las empresas fabriles que desarrollen actividades en la cuenca y miembros de organizaciones de la sociedad civil.

El ex-presidente Carlos Menem y la ex-Secretaria María Julia Alsogaray habían prometido en 1993 que iban a sanear el Riachuelo en mil días. Incluso el ex presidente se lanzó afirmando: “Vamos a ir allí a pasear en barco, a tomar mate, a bañarnos y a pescar”. En fin, todavía esperamos por aquí que comienzen los vuelos estratosféricos que iban a sobrevolar el casquete polar para depositarnos no sé bien donde ...¿dondé era?.

Nuestros políticos hacen política

Más de una hora se tomaron en las manifestaciones de la sesión ordinaria de este jueves los legisladores de la Ciudad. Específicamente los miembros del bloque K y algunos más que se manifestaron por cuanto tema hubiera, por ejemplo, SILVIA LA RUFFA (Ley de Desarme Civil), Beatriz Baltroc (Políticas de vivienda y citación de Enrique Rodríguez), Ana María Suppa (Educación Sexual), Diego Kravetz (Seguridad), Sebastián Gramajo (Comunas), Miguel Talento (Interferencia Telefónicas), Inés Urdapilleta (Juan Manuel de Rosas), Ivana Centanaro (Plan estratégico de la Ciudad), Juan Manuel Olmos (Eventual designación de Zbar), Sandra Bergenfeld (Situación de Vivienda), Alberto Pérez (Cátulo Castillo) y Marta Talotti (Emergencia Habitacional).

Esta gran cantidad de manifestaciones provocó la abrupta interrupción de Martín Borrelli quien manifestó que estaban "utilizando prácticas dilatorias para impedir el tratamiento" de la declaración de Emergencia Habitacional para el Riachuelo.

Finalmente, las manifestaciones terminaron y luego de que Diego Kravetz y Juan Manuel Olmos pidieran infructuosamente la alteración del orden del día para tratar otros proyectos, sí se aprobó la alteración del orden del día pedida por Juan Manuel Velasco (ARI) con 36 votos afirmativos y 17 negativos y luego se habilitó el tratamiento con la misma cantidad de votos.

La norma que declara la emergencia ambiental y sanitaria de la Cuenca Matanza-Riachuelo en jurisdicción de la Ciudad de Buenos Aires fue aprobada con 35 votos y sin los votos del bloque kirchnerista que rápidamente se levantó de sus bancas porque no se les aprobó el pedido de abstención de votar (y luego tampoco se les aprobó que fuera una tabla con discursos).