Fuente: Gente BA

Todos los ciudadanos participantes defendieron la iniciativa parlamentaria que tuvo aprobación inicial de la Legislatura el 8 de junio pasado, y que prevé el emplazamiento de un cenotafio en el parque General Juan Gregorio de las Heras.

Se realizó ayer en la tarde, a las 15 horas, una audiencia pública que tuvo por objeto recibir las opiniones de la ciudadanía respecto de la ley aprobada en primera lectura, el 8 de junio pasado, que propone el emplazamiento de un cenotafio en el parque General Juan Gregorio de las Heras en el área cercana a la intersección de la Avenida Las Heras y la calle Salguero.

De acuerdo a lo que establece la ley, que cuenta con aprobación inicial del Cuerpo, el citado cenotafio tendrá como destino recordar a los mártires fusilados entre el 9 y 12 de junio de 1956, al cumplirse el 50 Aniversario de los trágicos sucesos ocurridos.



La audiencia, realizada en el Salón San Martín de la Legislatura, estuvo a cargo del presidente de la Comisión de Cultura, Norberto La Porta (Partido Socialista), y contó con la participación de los diputados/as: Lidia Saya (Frente Compromiso para el Cambio); Florencia Polimeni (Guardapolvos Blancos); Teresa de Anchorena y María Eugenia Estensoro (ARI); Elvio Vitali, Inés Urdapilleta, SILVIA LA RUFFA y Sebastián Gramajo (Frente para la Victoria).

En el tramo inicial de la audiencia expusieron la Arquitecta Andrea Cerletti, el Dr. Oscar de Gregori y Tomás Vaccaro, todos ellos miembros integrantes de la Comisión Mixta de Evaluación de Obras de Arte en el Espacio Público, coincidieron en explicar que "nunca estuvo en duda la importancia del homenaje". Por otra parte, detallaron una serie de criterios estéticos y urbanísticos que deberían contemplarse al momento de efectuarse el emplazamiento del cenotafio.

Asimismo, luego de explicar que la Comisión concurrió a la intersección de la Avenida Las Heras y la calle Salguero, para interiorizarse en los criterios a adoptar en la colocación del monumento, manifestaron que "sería apropiado el llamado a concurso para que la obra pudiera tener la importancia que se merece, para ello propusimos que podría intervenir el Museo Sívori en la organización del mismo".

A continuación intervino el Sr. Rodrigo Ibazeta, hijo del Coronel Ibazeta fusilado en 1956 en Campo de Mayo, para agradecer a los legisladores que impulsaron la iniciativa parlamentaria que pretende "resaltar la memoria de nuestros padres y que se conozca la historia de estos fusilamientos". En el mismo sentido, Marcelo López Alfonsín, reforzó lo expuesto anteriormente al sostener que "si todos hubiésemos tenido conciencia de estos fusilamientos del 56', la violencia política de los años 70 no hubiese tenido lugar". Por otra parte consideró, que si bien "los técnicos de la Comisión Evaluadora de Obras de Arte están cumpliendo con su trabajo en torno a los criterios a tener en cuenta para el emplazamiento, no se puede ocultar la fuerza de una idea".

Una vez finalizadas las intervenciones de los participantes inscriptos en el registro, la diputada María Eugenia Estensoro, luego de manifestar su apoyo a la iniciativa, defendió el trabajo realizado por la Comisión Evaluadora de Obras de Arte y opinó que "fue un poco irregular la aprobación inicial de esta ley, puesto que previamente no se confeccionó ningún estudio técnico al respecto". En este sentido, mencionó algunas especificaciones técnicas vinculadas a las dimensiones, ubicación y materiales del monumento. Por otra parte, la diputada Inés Urdapilleta indicó que el objeto de esta ley es "la reivindicación de nuestros compañeros fusilados en el 56".

La iniciativa, conforme lo establecen los artículos 89 y 90 de la Constitución de la Ciudad, es de doble lectura por lo cual deberá recibir una segunda aprobación del Cuerpo para ser sancionada.