Fuente: Noticias Urbanas


Sus representantes detallaron las medidas de seguridad aplicadas y por aplicar en los subtes, durante una reunión con las Comisiones de Tránsito y Transporte y de Seguridad, que tuvo lugar esta tarde en el Salón Montevideo. No asistieron representantes de la Policía Federal, también citados por el Cuerpo el 3 de agosto pasado..

Por Ignacio Silvera

Las Comisiones de Transporte y Seguridad recibieron este lunes 14 a representantes de la empresa Metrovías SA, citados por segunda vez mediante una Declaración del Cuerpo (N° 242) para brindar explicaciones respecto de la seguridad en las líneas de subterráneos de la Ciudad. También se había convocado a la División de la Policía Federal que actúa en ese ámbito, pero no concurrió ningún enviado de esa fuerza de seguridad.

Los diputados Jorge San Martino (Recrear) y SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria) presidentes de dichas Comisiones respectivamente, escucharon al Gerente de Asuntos Legales de la empresa, Roberto Boque, quien detalló las medidas de seguridad aplicadas desde los inicios de la concesión en enero de 1994, hasta la actualidad y otras proyectadas a futuro. También estuvo presente el gerente de Seguridad de Metrovías, Horacio Velasco.

"En el marco colaborativo entre Metrovías y la Policía Federal, en 1998 se creó la División Subte de esa fuerza que se encuentra en la estación Boedo, fue equipada por la empresa y funciona como una comisaría", explicó el representante jurídico, quien agregó que "existen Centros de Atención de Seguridad en estaciones como Miserere, Lima, Independencia, Carlos Pellegrini, con un oficial y un suboficial dependientes a su vez de la División Subte".

El representante de la compañía también aseguró que "se desarrolló una brigada canina, que cuenta actualmente con 15 perros, cuyos costos son solventados por Metrovías" y destacó que "hemos solicitado que los brigadistas que llevan a los perros estén, además acompañados por personal de la Policía".

El letrado sostuvo también que la empresa "lleva adelante obras de remodelación, sobre todo en las estaciones que son nudos de concentración con trenes (Constitución, Lacroze, Miserere): se mejoró la iluminación duplicando el nivel de luz sobretodo en los túneles". Luego continuó subrayando que el 1997 se estableció un sistema de comunicación 'tierra tren' con un canal destinado a la faz de seguridad para acceso interno de la empresa y de la Policía, además de haberse reemplazado centrales telefónicas por otras de alta tecnología"

"En 1999 se comenzó con la instalación de cámaras para circuito cerrado, contando actualmente con 191, (esperando llegar pronto a las 255) monitoreadas por la Policía", según el informe que prosiguió dando el representante de la concesionaria, quien afirmó además que tienen "el proyecto de concluir un cableado de fibra óptica en la red y la compra de 1.800 cámaras más con un costo de 20 millones de dólares". Más tarde aclaró que los 20 millones deberían estar a cargo del "concedente", es decir el Estado Nacional.

Con respecto a los efectivos de seguridad privada, Metrovías cuenta, según su representante, con 74, en tanto que, también según la información brindada, son 140 los policías que se desempeñan en ese transporte distribuidos en dos o tres turnos. La empresa ha solicitado que se incorporen 50 agentes más, informó el gerente quien explicó que hasta el momento, no se podrían incorporar por falta de personal policial disponible. En este punto el letrado sostuvo que "la empresa halla limitaciones en materia de seguridad porque esta función está en cabeza del Estado". Finalmente el representante de Metrovías anunció que la empresa aspira a reforzar la seguridad nocturna, aumentar los Centros de Atención de Seguridad, llevándolos a 15.

La diputada LA RUFFA consultó a los representantes de la empresa acerca de otras medidas de seguridad vinculadas a la seguridad general y le respondieron que las unidades son mantenidas en función de controles periódicos determinados, que la empresa cuenta con 2.500 matafuegos y que las puertas de emergencia no están cerradas los fines de semana.

Por su parte, San Martino consultó por los simulacros que efectúa la empresa, a lo que le contestaron que se realizan entre octubre y noviembre de cada año. Ante otra pregunta de este legislador le respondieron que "la empresa se hace cargo del pago de adicionales para la policía que ascienden a 257.000 pesos por mes".

El diputado Pablo Failde (ARI), consideró "auspicioso que la empresa asista a la reunión" al tiempo que "lamentó la ausencia de la Policía Federal", quien según afirmó el diputado "no recibió el visto bueno del Ministro del Interior, Aníbal Fernández".

En cuanto a Metrovías, Failde Moure quiso saber por la "falta de predisposición de la empresa para reconocer la facultad de control del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad." Respecto de ello, los representantes de Metrovías sostuvieron la existencia de una situación jurídica "compleja", debido a que no se instrumentó el traslado del control de la concesión de la Nación a la Ciudad. Actualmente dicho control lo tiene la Comisión Nacional de Regulación del Transporte.

Frente a ello el diputado Elvio Vitali (Frente para la Victoria) propuso que desde la Legislatura se promueva un convenio entre Nación y Ciudad para que ésta pueda "volcar esfuerzos técnicos y recursos, que los tiene" para conseguir mejores niveles de seguridad en los subtes.

También estuvieron presentes las diputadas Florencia Polimeni (Guardapolvos Blancos), Marta Talotti (Frente para la Victoria) y los diputados Alberto Pérez (Frente para la Victoria), Jorge Enríquez (Juntos por Buenos Aires), y Fernando Cantero (ARI).