Fuente: Gente BA

Kirchnerismo y PJ porteño

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dio una muestra de la convocatoria "amplia y plural" que busca conformar el kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires, durante la presentación de un instituto político que reunió a dirigentes del radicalismo, ex miembros del ARI, economistas y la primera línea del Gobierno.

"La hora política llama a la concertación. Desde distintas visiones podemos caminar por la misma vereda y trabajar para que la ciudad esté en el mismo sendero que la Nación, conformando un proyecto común más allá de quién sea el candidato", afirmó Fernández en el lanzamiento del Instituto para la Victoria, que será la "usina" de propuestas para el distrito.

En la misma mesa, se sentaron el hasta hace poco legislador del ARI, Fernando Melillo; el radical y vicepresidente del Banco Central, Miguel Pesce; además de la diputada economista Mercedes Marcó del Pont; el Secretario de Cultura, José "Pepe" Nun; el Jefe de Gabinete Alberto Fernández -presidente del Instituto para la Victoria- el ex frentista Juan Manuel Abal Medina y Matías Barroetaveña, de Nueva Dirigencia.

Ese grupo "plural" de dirigentes conforman el cuerpo de directores ejecutivos del Instituto presentado ayer con un auditorio que tuvo en la primera fila a los Ministros Carlos Tomada (Trabajo), Daniel Flimus (Educación), Alberto Iribarne (Justicia), y Nilda Garré (Defensa).

En el auditorio de Sadop estuvieron el vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli, el Secretario de Derechos Humanos Eduardo Luis Duhalde, el Superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, el diputado nacional Jorge Coscia y las senadoras Vilma Ibarra y María Laura Leguizamón. De la Secretaría de Deportes, Claudio Morressi y Alejandro Daniel Rodríguez. El saliente titular del Banco Ciudad, Eduardo Hecker; el vicepresidente del Banco Nación, Roberto Feletti, Víctor Santa María. Dirigentes porteños como la Ministra de Espacio Público, Lía María y el Ministro de Educación, Alberto Sileoni. Los legisladores porteños Diego Kravetz, Juan Manuel Olmos, Sebastián Gramajo, SILVIA LA RUFFA, Ana Suppa, Beatriz Baltroc, Alberto Pérez, Ivana Centanaro, Miguel "Pancho" Talento, Claudio Ferreño, Julio Vitobelllo, Sandra Bergelfeld. También Hernán Diez, Carlos Fernández, Néstor Sánchez, Jorge Duarte, Mario López Barreiro, Mónica Guariglio, María del Carmen Bianchi, Mara Brawer, Pimpi Colombo, Roberto Digón, Miguel Eviner y Roberto Feletti, Nicolás Trotta, Dante Gullo, Claudio Heredia, Kelly Olmos, entre otros.

El discurso de Alberto Fernández fue breve, pero sirvió para marcar la convocatoria a los sectores progresistas para consolidar una propuesta que tendrá como gran rival electoral al PRO, de Mauricio Macri, e hizo especiales guiños al ARI.

Fue cuando destacó especialmente la incorporación de Melillo y la presencia de la también ex ARI y titular del PAMI, Graciela Ocaña, y reclamó que "hay que darse cuenta de que acá, en este espacio no están los enemigos, y que tenemos que juntarnos para enfrentarlos".

Fernández hizo la salvedad de que la presencia de dirigentes de otras fuerzas no debe "confundir", y reivindicó especialmente la pertenencia radical de Pesce y la suma de Melillo sin fundirse en los partidos que integran el Frente para la Victoria.

En la presentación -que se realizó en la sede de SADOP en el barrio porteño de Once- todas las voces fueron coincidentes en remarcar la "convocatoria plural para construir un espacio de ideas y propuestas coincidente con la política del presidente Néstor Kirchner" y apuntalar las chances electorales para el año próximo, donde observan al macrismo como el gran adversario a vencer.

Alberto Fernández también celebró que el espacio "tiene muy buenos candidatos que quieren ser" postulantes a jefe de Gobierno, y mencionó al diputado Miguel Bonasso, a Filmus y a Scioli.

Los tres dirigentes mencionados estuvieron presentes en el lanzamiento del Instituto para la Victoria, e incluso Bonasso ingresó al auditorio con Fernández, todavía apoyado en un bastón tras la operación de meniscos.

"Los superpodres vinieron con kryptonita porque me rompieron los meniscos", bromeó Fernández mientras sus colaboradores le alcanzaban el bastón antes de retirarse del salón.

Fernández buscó autoexcluirse de la lista al señalar que es "jefe de Gabinete y es una misión que voy a cumplir hasta el último día", cuando el debate de postulaciones se instaló en el escenario político porteño.

Una de las consultas reiteradas fue la posibilidad de que el ex jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, se sume al espacio. Alberto Fernández mencionó que es "un dirigente importante y todos saben el afecto que nos une".

El vicepresidente Scioli abonó el terreno en sintonía al mencionar que Ibarra "muchas veces ha expresado coincidencias, acuerdos" con el kirchnerismo. La senadora Vilma Ibarra fue más contundente sobre el lugar de su hermano: "Pertenece al mismo espacio político y trabajamos juntos".

Ninguno de los dirigentes quiso mencionar si habrá lugar para el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, ex vice de Ibarra. "El está gobernando y tiene que gestionar para la ciudad", se limitó a señalar Scioli.