Fuente: La Nación

Los que no tengan multas pagarán menos de patente

En poco tiempo, los porteños deberán ajustarse a una nueva política de tránsito, con premios y castigos según la cantidad y calidad de infracciones que cometan frente al volante.

El gobierno de la ciudad y la Legislatura impulsan un sistema de scoring (puntaje), ya usado en las compañías de seguro, que premiará con un descuento del 10% en el pago de la patente a quienes no reciban multas durante un año, además de una baja en la póliza del seguro, mientras que sancionará a los más imprudentes con la restricción del plazo de la licencia y hasta su suspensión por un año.

El Ministerio de Gobierno porteño y la Comisión de Tránsito de la Legislatura quieren poner en práctica un mecanismo de puntajes para los que reciban una infracción, más allá de la obligación de abonar la multa. Por ejemplo, la no utilización del cinturón de seguridad será castigada con 13 puntos; exceder la velocidad permitida, con 26 puntos, y conducir en estado de ebriedad, 60 puntos. Para los choferes de transporte público la puntuación será el doble.

Si un conductor acumula en un año de 1 a 49 puntos no recibirá una sanción extra, pero tampoco gozará de beneficio alguno; de 50 a 99 puntos, deberá asistir a un curso de educación vial, y a partir de los 100 puntos se le quitará el registro por un año. En el caso de incurrir tres veces consecutivas con una puntuación de 100 o más, la justicia de faltas lo inhabilitará para conducir de manera permanente.

La iniciativa, que en poco menos de un mes se presentará en la Legislatura -una vez que se apruebe el nuevo Código de Faltas porteño, dijeron fuentes oficiales-, fue abordada por dos áreas de manera conjunta: por un lado, la Comisión de Tránsito de la Legislatura porteña trabaja con tres iniciativas presentadas por los legisladores SILVIA LA RUFFA y Alberto Pérez (ambos kirchneristas), Florencia Polimeni (Unión Cívica Radical) y Jorge San Martino (Recrear).

Y por el otro, el ministro de Gobierno, Diego Gorgal, mantiene conversaciones con las aseguradoras para que los conductores correctos también sean beneficiados con una reducción de la póliza. Vale consignar que en algunos casos estas compañías ya premian a los asegurados, pero sólo porque tienen un bajo índice de siniestros.

"Dado que en la ciudad hoy se focalizan las faltas para el ordenamiento del tránsito y se descuida lo referente a la seguridad vial, la intención es potenciar las multas para aquellas infracciones que ponen en riesgo la vida. Una vez que se apruebe el nuevo Código de Faltas, se pondrá en marcha el proyecto de scoring , que premiará a los buenos conductores y castigará a los imprudentes", anticipó a LA NACION el ministro Gorgal.

Registro de antecedentes

Lo cierto es que una vez que los policías sancionen las multas, éstas serán enviadas al Registro de Antecedentes de Tránsito de Buenos Aires (RAT), donde se acumulará la información de cada conductor. Este organismo, creado mediante la ley 594 y en el ámbito del Poder Ejecutivo, se pondrá en funciones a corto plazo, según indicaron los funcionarios.

La información concentrada allí será suministrada a las compañías aseguradoras y a la Dirección de Licencias, que harán efectivos, en última instancia, los premios y castigos para los conductores a la hora de cancelar la póliza o renovar el registro.

"Hay consenso para llevar adelante esta iniciativa. El Ejecutivo también trabaja en el sistema de puntuación, y una vez que se pulan pequeños detalles el proyecto será presentado en la Legislatura para que se convierta en ley. Incluso, el puntaje de cada infracción tendrá una vigencia de cuatro años y se podrá bajar cumpliendo los cursos de educación vial que disponga la autoridad de aplicación", contó a LA NACION el legislador Jorge San Martino, presidente de la Comisión de Tránsito. Y agregó: "La educación vial es la principal herramienta para disminuir los hechos de tránsito en el país".

Como se dijo, también se prevé premiar a los conductores que no acumulen puntuación durante un año. ¿De qué manera? Con un descuento del 10% en el pago de la patente que puede ser acumulativo hasta tres años consecutivos -en ese caso, el descuento sería del 30%-.

"Creemos una buena medida para controlar las infracciones que hay en la ciudad y mejorar la situación del nivel de accidentes. La función de las compañías de seguros administrando premios en el descuento de sus primas hace que este sistema, además de tener un fin educador, brinde un beneficio económico para los conductores", dijo la legisladora SILVIA LA RUFFA.

En el proyecto también se especifica que el Ejecutivo porteño deberá reglamentar la presente ley dentro de los noventa 90 días de su sanción.

Mayores sanciones

Por caso, en lo que va del año aumentaron un 8,58% las sanciones por conducir sin respetar los límites de velocidad o girar de manera indebida en la Capital -se labraron 146.103 actas- respecto de las multas efectuadas en igual período de 2005 .

Este incremento no fue casual: las autoridades porteñas buscan reorientar las sanciones en el tránsito atendiendo la seguridad vial, puesto que en 2005 el 49,21% de las infracciones en la ciudad recayeron en los automovilistas y motociclistas particulares que estacionaron en lugares prohibidos -se labraron 1.003.909 actas por esa falta-.

"El sistema de puntos es muy positivo. Será de utilidad, pero con límites. ¿Por qué? Hay gente que conduce en la Capital, pero posee licencia de otros municipios. Y entonces no podrá ser castigada. Si la mayoría de las infracciones no se van a labrar, como ocurre a menudo en la ciudad, el peor de los conductores tendrá buen puntaje", dijo Alberto Silveira, presidente de Luchemos por la Vida. En esa entidad indicaron que en lo que va del año, en la Capital, hubo 142 muertes por accidentes de tránsito -en todo 2005 se registraron 251 decesos-.

De acuerdo con un estudio presentado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, en la Capital los accidentes viales con víctimas mortales y lesionados se dividen en relación con los días de la semana: el 79,7% de esos accidentes ocurrió durante los días hábiles -de lunes a viernes-, mientras que el 20,3% restante fue en los fines de semana.

"Es muy positiva la aplicación del sistema scoring, ya que en España se logró bajar considerablemente la tasa de accidentes tras su aplicación. Es una herramienta más para lograr ese fin, es cierto. Pero no es la única solución para el problema: esto debe ir acompañado con una política de educación en la comunidad, referente a las consecuencias graves que tiene la violación de las normas de tránsito", explicó Marcelo Aiello, gerente de Relaciones Institucionales de Cesvi Argentina, entidad conformada por compañías de seguros y que contribuye al desarrollo de la industria automotriz y a la seguridad vial.


Por Pablo Tomino
De la Redacción de LA NACION

Link: http://www.lanacion.com.ar/829787