Fuente: La Nación

Los diputados estudian un plan de prevención en las estaciones; faltó Metrovías


Los legisladores porteños quieren poner en marcha un plan de prevención del delito en los subterráneos de la Capital, en virtud de los últimos sucesos de inseguridad en las estaciones de distintas líneas, que incluyeron denuncias por violaciones a pasajeros.

La iniciativa, que surgió del debate realizado ayer en el salón Montevideo de la Legislatura, arrojó algunas propuestas concretas: duplicar la presencia policial en los andenes -hay 204 efectivos policiales asignados, en dos turnos, en las 69 estaciones-, instalar cámaras de video en cada una de ellas, pero orientadas hacia los andenes -hay en 28 estaciones y la mayoría apunta a las boleterías- y hasta incluso algunos debaten la utilización de detectores de metales para casos de extrema necesidad.

Lo cierto es que en la reunión de ayer -participaron, además, la defensora de la ciudad, Alicia Pierini; el presidente del Ente Regulador, Julio César Balbi; el subsecretario de Seguridad Urbana, Manuel Izura, y el titular de Subterráneos de Buenos Aires, Edgardo Kutner, entre otros- hubo dos grandes ausentes: la Policía Federal (no fue invitada) y Metrovías, empresa que tiene la concesión del servicio. Esta última se excusó mediante un escrito por el escaso tiempo con el que contaba para preparar un informe sobre el tema.

"La inseguridad en los subterráneos obliga a instrumentar políticas preventivas inmediatas, pero vemos con preocupación que hoy no hay responsables ni un programa para prevenir este tipo de situaciones", dijo a LA NACION el diputado Jorge San Martino (Recrear), presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura.

La diputada SILVIA LA RUFFA (Frente para la Victoria), titular de la Comisión de Seguridad, repudió la ausencia de la empresa Metrovías e indicó que "se esperaba que ellos respondieran sobre cuáles son los planes en materia de seguridad, pero no fue posible. Serán invitados la semana próxima". El legislador Martín Borrelli (Compromiso para el Cambio) aseguró que "preocupa la falta de seguridad en los subtes; si bien éstos reciben una gran suma en subsidios -dijeron, de $ 50 millones al año-, podría orientarse a mejorar el control".

Mientras desde el Ente Regulador detallaron un informe sobre distintos aspectos que Metrovías no cumple (botiquines en mal estado, ausencia de carteles de evacuación, entre otras), la Defensoría del Pueblo hizo hincapié en la falta de control que hay en los subtes. Incluso, Pierini recordó el episodio del 26 de junio pasado, cuando una joven quedó atrapada por la puerta de una formación "y fue arrastrada 80 metros". Todos coincidieron, claro, en la necesidad de que sea la Ciudad quien regule la política del transporte público, hoy en manos de la Nación.

Por Pablo Tomino
De la Redacción de LA NACION

Link: http://www.lanacion.com.ar/824265