Fuente: La Nación

Fuertes críticas recibió el discurso de Aníbal Ibarra ante la Legislatura por parte de los líderes de la oposición y diputados porteños.

"Una vez más Ibarra promete y hace anuncios que nunca concreta. Me preocupa que no haya puesto énfasis en la inseguridad y sobre todo en garantizarnos que no puede suceder otro Cromagnon", dijo el líder de Compromiso para el Cambio (CPC), Mauricio Macri, y agregó que no sólo los padres de las víctimas le dieron la espalda al jefe de gobierno, sino que es la sociedad la que se la da al no asumir la responsabilidad de la tragedia.

La líder de Unión por Todos, Patricia Bullrich sostuvo: "Ibarra hace cinco años que es jefe de gobierno, pero todavía no se enteró, habló como si todavía no hubiese asumido, como si no hubiesen muerto durante su gestión 193 jóvenes".

Los legisladores primero lo escucharon con una frialdad que por momentos pareció indiferencia. Después, la mayoría no ahorró críticas. "No dijo nada nuevo. Parece el discurso del jefe de gobierno de un cantón suizo. Con un presupuesto de 6000 millones de pesos, Ibarra nos viene a contar todas las obras que todavía está por hacer. Pero todos estos anuncios ya habían sido tratados el año pasado", dijo la legisladora Fernanda Ferrero, de Recrear.

Gabriela Michetti, presidenta del bloque Frente Compromiso para el Cambio, afirmó: "Se pueden hacer excelentes promesas y hablar de excelentes proyectos a concretar pero si en el día a día no hay un compromiso serio y responsable con la gestión de gobierno, todo eso no sirve para nada".

El macrista Jorge Enríquez ironizó: "Ibarra es coherente. No hizo absolutamente nada y tampoco dijo absolutamente nada".

Una de las pocas voces elogiosas fue la de SILVIA LA RUFFA, del bloque kirchnerista: "Acompaño al jefe de gobierno por haber tomado el camino de la calidad institucional, con la ley de código electoral, la ley de partidos políticos y la ley de Comunas, entre otras iniciativas positivas".