Fuente: Noticias Urbanas


La Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña promovió un despacho para que la Ciudad tenga su Ley de Desarme Civil Voluntario. El despacho fue redactado sobre la base de un proyecto del diputado porteño Helio Rebot (Frente para la Victoria) y propone recolectar armas de fuego, en forma anónima y voluntaria motivando a los ciudadanos a entregar las armas a cambio de un incentivo.

Por María José Pérez Insúa

La Comisión de Seguridad de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires promovió un despacho para que la Ciudad tenga su Ley de Desarme Civil Voluntario. La iniciativa presentada por un grupo de legisladores de diversas bancadas, cuenta con el apoyo de la Red Argentina para el Desarme y otras organizaciones de la sociedad civil que participaron en la organización de la jornada "Jugarte por la paz".

El despacho redactado sobre la base de un proyecto del diputado porteño Helio Rebot (Frente para la Victoria) propone recolectar armas de fuego, en forma anónima y voluntaria motivando a los ciudadanos a entregar las armas a cambio de un incentivo.

El despacho cuenta con la firma de las diputadas SILVIA LA RUFFA, y Marta Talotti (Frente para la Victoria) y los diputados Pablo Failde (ARI) y Marcelo Godoy (Compromiso para el Cambio).

La Ley establece una política pública -sostenida en el tiempo- de sensibilización y concientización ciudadana sobre los riesgos de tener y/o portar armas de fuego. El Gobierno de la Ciudad a través de los medios de comunicación, las escuelas y los hospitales deberá, junto con organizaciones de la sociedad civil, fomentar una cultura para la paz, desalentar la tenencia de armas en poder de civiles y brindar toda la información para una tenencia responsable.

Asimismo, en una segunda etapa, el Ministerio de Gobierno deberá implementar una campaña de canje voluntario en el que se invite a los tenedores de armas de uso civil de cualquier calibre o tenor a ceder sus armas a cambio de una retribución no monetaria que pueden ser becas escolares, deportivas o culturales y que el RENAR dispondrá para su destrucción final.

Rebot explicó que “el beneficio o incentivo podrá constituirse con donaciones de organismos públicos o privados en bienes de consumo; de uso; becas de estudio; pases libres a espectáculos; libros, etc., los que guardarán una relación proporcional con los valores de canje fijados para las armas”.

El legislador dijo además que “con una sociedad armada corremos constantes riesgos de accidentes y de muertes evitables, ya que está probado que poseer un arma lejos está de brindar más seguridad”.

"Hemos trabajado sobre esta iniciativa desde el principio de mi gestión al frente de la comisión de seguridad" subrayó la diputada kirchnerista SILVIA LA RUFFA al ser consultada sobre la vinculación de la propuesta con los hechos ocurridos en Belgrano la semana pasada y destacó: "estas estrategias no impactan directamente sobre los delitos comunes pero sí influyen profundamente sobre los niveles de violencia reduciendo drásticamente la cantidad de homicidios dolosos que se comenten."

Asimismo, explicó que "el Gobierno Nacional ya diseñó una campaña de sensibilización bajo el lema ‘Tenés un arma, tenés un problema’, es preciso que las provincias y la Ciudad de Buenos Aires implementen acciones que acompañen esta campaña, como ya lo hizo Mendoza con éxito."

Por último, cabe señalar que el proyecto apunta a disminuir los niveles de violencia provocados por armas de fuego por parte de la sociedad civil, teniendo en cuenta que, según datos de Red Solidaria, el 90% de las muertes por armas de fuego se produce en peleas, accidentes y suicidios, mientras que sólo el 10% de los fallecimientos ocurre durante un asalto.