Fuente: Clarín


Una cuenta para cada automovilista, que se blanquearía con cada comienzo de año, en el cual los de mejor comportamiento estarían en cero y los infractores irían sumando. Eso es lo que proponen los legisladores kirchneristas SILVIA LA RUFFA y Alberto Pérez, en un proyecto que ya se estudia en la Comisión de Tránsito.

De acuerdo a esta iniciativa, el que quede en cero al fin del año obtendría una bonificación del 10% en el monto de la patente del año siguiente. Y el que permanezca 3 años invicto accedería a un descuento del 30% en el costo de la renovación del registro. En cambio, quien sume 100 puntos sería inhabilitado para conducir durante un año.

¿Cómo se sumarían los puntos? Estos son algunos ejemplos: uso indebido de bocina, utilización de teléfono celular al manejar, no respeto de la prioridad de paso de los peatones, 13 puntos; circulación con licencia vencida o sin seguro obligatorio contra terceros, violación del límite de velocidad o de semáforos, 26 puntos; conducción en estado de ebriedad o bajo los efectos de drogas, 60 puntos; participación en picadas en la vía pública, 100 puntos.

"El espíritu de esta norma no es represivo —dijeron Pérez y LA RUFFA— sino que por el contrario busca premiar a quienes respeten las normas de tránsito".