Fuente: Infobae

Los porteños sin infracciones tendrían descuentos en patentes

En la Legislatura se analiza un proyecto donde los conductores sumarán puntos. Los que no reciban infracciones tendrían descuentos en la patente y el seguro


Por Hernán D. Fernández
Infobae.com

Cada infracción que se cometa en territorio porteño no sólo producirá multas sino también “puntos”. Es que una iniciativa porteña con fuerte consenso para ser aprobada en lo que resta del año, busca premiar a los buenos automovilistas y también castigar a los que no lo son, a través de un esquema de puntuación que va del 0 al 100.

Se trata de un proyecto de los legisladores kirchneristas SILVIA LA RUFFA y Alberto Perez, que evaluará por año calendario a los conductores porteños con una escala en la cual el denominado “conductor modelo” recibe 0 puntos y el “conductor peligroso” suma un tope de 100, todo ello en función de que hayan o no infringido normas de tránsito.

Cada multa tiene puntos. “Por ejemplo, correr una picada equivale a sumar directamente 100 puntos. No usar el cinturón de seguridad, suma 36 puntos.

Finalizado el año, se vuelve la calificación a 0”, explicó LA RUFFA.

Con este mecanismo, lo que se persigue es utilizar un sistema de scoring para los automovilistas, incentivándolos a respetar las normas de tránsito para poder gozar de bonificaciones en el pago de las patentes del auto.

Si en un año no se realiza ninguna contravención y un conductor termina con 0 puntos, obtiene un 10% de descuento en el pago de las patentes del año siguiente. Si se mantiene durante 2 ó 3 años el puntaje ideal, el beneficio llegaría a 15% ó 20%, respectivamente.

En el caso de 3 años sin infracciones, además de la bonificación en la patente se accedería a la posibilidad de pagar un 30% menos por el trámite para la renovación del registro de conductor.

A estos beneficios puntuales, también habría que sumarle que probablemente el conductor se vea favorecido con un menor precio por el seguro del auto, ya que las compañías de seguros suelen evaluar este tipo de comportamientos, que reduce la probabilidad de pagar un siniestro por ese asegurado.

Como contrapartida, están los castigos para los infractores, más que nada aquellos que superen los 50 puntos en un año. Para los que alcancen ese puntaje, el proyecto prevé que se lo obligue a asistir a un curso de prevención en educación vial, el que en caso de no asistir sumaría 16 puntos al infractor.

Además, y para los “conductores peligrosos”, que son los que lleguen a los 100 puntos en un año, correspondería que por el plazo de 12 meses se lo inhabilite a conducir. De repetirse al año siguiente, la inhabilitación se extiende a 3 años y, si sucede por tercera vez, se le retira la licencia de por vida.

En cuanto a la tabla que determina los puntajes por cada infracción, la misma va desde 13 puntos por no usar el cinturón de seguridad, manejar con la licencia vencida o hablar por celular - que son algunas de las infracciones más habituales -, hasta 60 y 100 puntos para los que manejen en estado de ebriedad o corran picadas, respectivamente.

También se le otorgarán puntajes altos (39 puntos) a los que pasen las vías del ferrocarril con las barreras bajas, algo que en los últimos días no ha otorgado puntos como castigo, sino vidas humanas.

“De un proyecto similar no ha habido antecedentes en el país hasta hace 2 semanas atrás, que sancionó la provincia de San Juan. Este sistema se utiliza en muchos países europeos, como España”, dijo LA RUFFA

El sistema está pensado dentro de las fronteras de la Capital Federal. Se aplica al titular del vehículo. “En caso de que un vehículo sea usado por más de un titular, entonces, si sacó la tarjeta azul (o cédula) la infracción corresponderá a quien cometió la infracción”, dijo LA RUFFA al ser consultada por Infobae.com

Perez, por su parte (autor además del proyecto de carriles exclusivos para colectivos y taxis ocupados), opinó que “hay un gran problema de tránsito en el micro y macro centro, ninguna medida sola lo va a solucionar. Los carriles exclusivos más el sistema de premios y castigos a los conductores va a ayudar mucho”.

“Hay que pensar que de 2004 a 2005 las infracciones crecieron 200%. Mientras que en 2005 hubo un amesetamiento ya que subieron apenas 10%”, recalcó Perez.