Fuente: 26 Noticias

La elección de los integrantes de las futuras juntas comunales descentralizadas de la Ciudad de Buenos Aires se fijarán para el año próximo, de acuerdo con la posición mayoritaria que se reúne en la Legislatura y que es compartida por el gobierno porteño.

La comisión de Descentralización de la Legislatura aprobó una resolución el 7 de junio, por mayoría, en la que se establece que el comicio para los "comuneros" se realizará "entre el 1 de marzo y el 31 de octubre de 2007".

Esa resolución, avalada por el kirchenrismo, el macrismo y el socialismo, entre otras fuerzas, debe ser aprobada ahora por el pleno de la Legislatura, aunque el apoyo en comisión indica que tendrá los números necesarios para que se sancione la norma.

Los legisladores del ARI, en cambio, pugnaron por establecer una fecha de elecciones durante 2006, pero los sectores mayoritarios impusieron el criterio de que los pasos previos a la elección de comuneros -límites, padrones, normativa y competencias- no alcanzarán para finalizar el proceso este año.

El dictamen fue avalado por los legisladores macristas Rodrigo Herrera Bravo y Luciana Blasco; los kirchneristas Sebastián Gramajo y SILVIA LA RUFFA; la socialista Verónica Gómez; Beatriz Baltroc (Autonomía Popular) y Jorge San Martino (Recrear).
Se opusieron, en tanto, los legisladores del ARI Fernando Cantero, Facundo Di Filippo, María Estenssoro y Fernando Melillo.

La fecha tentativa que maneja el gobierno porteño para el comicio es entre "julio y agosto" de 2007, ya que la legislación de la ciudad establece que las elecciones locales deben ir
separadas de las categorías nacionales, esto es, presidente y diputados y senadores nacionales.

En ese cuadro, los porteños tendrán una elección a mediados de 2007 para Jefe de Gobierno, legisladores locales y representantes ante cada uno de las 15 juntas comunales; y otra en octubre para presidente y diputados y senadores nacionales.

En el caso de los siete miembros de cada comuna, los candidatos deberán ir en boletas separadas que las de cargos a jefe de Gobierno y legisladores, por lo que se evalúa incluso, la alternativa técnica de disponer dos cuartos oscuros en cada centro de votación.

Las comunas reemplazarán a los actuales Centros de Gestión y Participación (CGP), con diferentes límites territoriales más acordes con los barrios, y sumarán competencias por la ley de Descentralización, especialmente en mantenimiento urbano.

El ministro de Gestión Pública y Descentralización porteño, Roy Cortina, señaló que es "razonable" el planteo de elecciones para 2007 ya que "resulta materialmente imposible realizarlas este año porque se atrasaron los tiempos por la crisis institucional que tuvo la ciudad" y estimó que los comicios serían entre "julio y agosto".

Sin embargo, el presidente de la comisión de Descentralización de la Legislatura, el macrista Rodrigo Herrera Bravo, atribuyó la necesidad de derivar a 2007 la elección en la morosidad del gobierno porteño para avanzar en los pasos hacia la formalización de las comunas.

"Desde hace ocho meses no se hace absolutamente nada. Se tiene que iniciar el proceso ya, porque no se trata de apretar un botón y listo. Se debe reorientar personal, presupuesto, edificios y decidir la transferencia de funciones", dijo Herrera Bravo

Por ese motivo, la comisión que preside el macrista pedirá el miércoles próximo citar al ministro Cortina para que "rinda cuentas de los pasos" en los que está avanzando el Gobierno de la ciudad para que se completen los pasos previos a la elección de comuneros.