Fuente: Página 12

La cúpula del peronismo porteño, liderada por Alberto Fernández, se reunió para mostrar unidad y protagonismo en la convocatoria.
Por Diego Schurman

Alberto Fernández, escoltado por Scioli todo el tiempo. Estuvieron Garré, Iribarne, Filmus y Tomada.Las fotos, en política, tienen un valor por sí mismas. En el caso de la que retrató ayer a la cúpula del peronismo porteño no sólo buscó montar una escena de unidad –algo que hace tiempo no se refleja en el distrito– sino también capitalizar la convocatoria del 25, que promete atestar la Plaza de Mayo probablemente con una importante colaboración del aparato partidario.

La reunión en el hotel NH fue organizada por Alberto Fernández, en su condición de titular del PJ porteño. Al jefe de Gabinete se lo vio todo el tiempo junto a Daniel Scioli. Se trata de un dúo últimamente inseparable, lo que alimenta la idea de que el candidato preferido de Fernández para conducir la ciudad en el 2007 es el vicepresidente.

La mayoría de los 40 miembros del Frente para la Victoria porteño presente fue convocada ayer mismo. Eso consolidó la creencia de que se trató de una puesta en escena en respuesta a la solicitada que en la víspera publicó Compromiso K. Dicho de otro modo: ambos sectores quieren adjudicarse por todos los canales la convocatoria a la Plaza de Mayo que celebrará el tercer aniversario de Kirchner en el Gobierno, un acto que promete ser masivo.

Compromiso K se referencia en el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, así también como en Rudy Ulloa. Esta agrupación ya tuvo sus cortocircuitos con la Secretaría de Medios de Enrique Albistur por la publicidad callejera, y también con el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, por la logística del acto.

“El 25 Todos a la Plaza con Kirch-

ner y por la Patria”, dice la solicitada que alteró algunos ánimos y en la que, además de Zannini y Ulloa, aparecen Roberto Porcaro, el canciller Jorge Taiana, el subsecretario de Obras Públicas, José López; el diputado Carlos Kunkel, Juan Carlos Dante Gullo y el titular del Correo, Eduardo Di Cola, entre tantos otros.

Con la cita de ayer, Fernández ofreció una respuesta orgánica. Y de esta manera convocó “oficialmente” a “festejar” en una plaza habitualmente reservada para la protesta. Lo acompañaron los ministros Alberto Iribarne (Justicia), Daniel Filmus (Educación), Nilda Garré (Defensa) y Carlos Tomada (Trabajo). También el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.

Hubo caras llamativas. Si bien “albertista”, Graciela Ocaña no es mujer del distrito. De origen bonaerense, la titular del PAMI no tardó en reconocerse una “infiltrada” entre tantos porteños.

–¿Por qué vino a esta reunión? –le preguntaron.

–Me convocaron para participar de la organización del acto de apoyo a Kirchner, con quien vamos a festejar lo conseguido en estos tres años, lo que no significa que no sepamos que aún faltan cosa por hacer.

La última vez que Ocaña pisó la plaza fue en las protesta del 20 de diciembre del 2001, que precedió a la caída del presidente de la Alianza, Fernando de la Rúa.

Otro de los que se vio por allí fue el titular de Cascos Blancos y miembro del Movimiento Evita, Gabriel Fuks, quien suele expresar sus diferencias con la conducción partidaria, y al radical Miguel Pesce, del Banco Central.

Apoltronados en una mesa rectangular, todos escucharon a Fernández reivindicar como logro del Gobierno el “crecimiento con equidad”, que –dijo– se reflejó en un “descenso de la desocupación y la pobreza”. Sus interlocutores entendieron que se trataba de una bajada de línea para homogeneizar el discurso ante la prensa.

Puertas adentro, se solicitó ingresar a la “Plaza de la Esperanza” con la gente. El nombre no es ocioso: se trata de contrarrestar el título de “Plaza del Sí”, que se impuso en los medios, ya que indefectiblemente lo iguala con aquella concentración que en los ’90 se hizo para apoyar a Carlos Menem. Además de los ministros, Fernández llevó a la reunión a un conocido grupo de “albertistas” de la ciudad: Diego Kravetz, Mercedes Marcó del Pont, Jorge Coscia, Ana Suppa, SILVIA LA RUFFA, Sebastián Gramajo, Elvio Vitali y Vilma Ibarra. Estuvieron otros dirigentes referenciados en ese sector, como los sindicalistas Andrés Rodríguez (UPCN) y Víctor Santa María (Suterh). Y también Juliana Marino y María José Lubertino.

La reunión no quedó únicamente en la foto. Hubo coincidencias en publicar una solicitada, probablemente el próximo martes, manifestando el respaldo a Kirchner y la concurrencia a la plaza. Y además se decidió que los dirigentes porteños del Frente de la Victoria acompañen al presidente al Tedéum.