Fuente: Gente BA

Legislativas

El Ministro de Producción, Enrique Rodríguez, apoyó el proyecto "Buenos Aires, ciudad Productiva"

Lo hizo durante una Audiencia Pública realizada en la Legislatura. El Ministro de Medio Ambiente, Marcelo Vensentini, aseguró que en una "ciudad sustentable debe haber armonía entre actividad humana y naturaleza".

El Ministro de Producción, Enrique Rodríguez, sostuvo esta mañana que "si queremos una ciudad productiva, con empleo vamos a tener que cambiar la zonificación y resolver temas de pobreza" al manifestarse en apoyo del proyecto de ley "Buenos Aires, ciudad productiva", debatido en una Audiencia Pública realizada en la Legislatura porteña.

"Una ciudad es grande si tiene empleo para todos los que quieren trabajar en ella" concluyó Rodríguez quien admitió hablar "con pasión" porque dijo que es la que pone para generar empleo y trabajo y agregó que "la Ciudad comenzó al revés en lo que respecta a su legislación ya que primero dictó el Código de Planeamiento Urbano, sin tener un Plan Urbano Ambiental ni un Plan Estratégico".

Las declaraciones del funcionario fueron escuchadas por más de un centenar de concurrentes a la Audiencia que se realizaba para tratar un proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo para modificar el Código de Planeamiento Urbano. La iniciativa ya fue aprobada en primera lectura y deberá ser tratada en segunda lectura por los diputados para su sanción definitiva.

Rodríguez también consideró que "Buenos Aires tiene que tener empresas e industrias, además de servicios, generar viviendas y toda industria que esté (en el distrito) debe ser limpia y respetar el Medio Ambiente". Se refirió luego el funcionario al momento "trágico" que vive la ciudad y consideró que puede tener una "industria textil, en blanco, bien planteada con una buena ley y que pueda competir".

"Hoy estamos trabajando con el Banco Ciudad para palanquear 40 millones de pesos destinados a las pequeñas empresas para inversiones de capital y maquinarias", adelantó el Ministro.

A continuación el Ministro de Medio Ambiente, Marcelo Vensentini, afirmó que "en una ciudad sustentable debe haber armonía entre actividad humana y naturaleza", y criticó que "los que generan trabajo reproduciendo el capital tienen que pasar una carrera de obstáculos" mientras que "los que se dedican a la renta directa de la tierra transitan por una autopista aceitada".

"Si no hay una acción del Estado que contemple lo que sucede en el Norte y en el Sur no puede haber una ciudad sustentable", continuó Vensentini en referencia al proyecto en discusión.

Por su parte la diputada Beatriz Baltroc virtió su postura al asegurar que "seguirá apoyando el proyecto en términos generales" aunque aclaró que va "a seguir intentando que haya un control sobre el impacto ambiental".

La Audiencia fue convocada por la Comisión de Planeamiento Urbano, por lo que el diputado que la preside, Alvaro González, fue el que encabezó el encuentro acompañado por otros legisladores, además de Baltroc, entre los que estaban SILVIA LA RUFFA, Juan Manuel Olmos, Verónica Gómez y Juan Manuel Velasco.

Por su parte, Greenpeace coincide con la necesidad de actualizar el Código de Planeamiento Urbano para que se adapte a las nuevas necesidades políticas, sociales, económicas y tecnológicas en las que hoy la ciudad debe desarrollarse. Pero aporta que en tal sentido, "queremos enfatizar la necesidad de que la reforma propuesta del CPU incorpore en los Cuadros de Usos la actividad de los "Centros de selección" definidos en la recientemente aprobada Ley 1854 o "Basura Cero". Esa norma define como "centro de selección de residuos sólidos urbanos secos, a aquellos edificios e instalaciones que sean habilitados a tales efectos por la autoridad competente".

Greenpeace sostiene que habilitar esta actividad permitirá a la ciudad ordenar la recolección de residuos haciendo un uso productivo de los mismos. "Estos centros también se encuentran previstos en los actuales contratos de recolección de residuos sólidos urbanos, denominados "Centros verdes".

Entre los participantes había industriales, trabajadores y vecinos de la ciudad de Buenos Aires como Javier Castillo, que además es consejero del CGP N° 11 quien dijo que: "hoy para la ciudad es un día histórico, ya que con la aprobación de los cambios en el Código de Planeamiento Urbano, empezamos a ver un cambio después de 30 años, y también hay una fuerte vocación de los vecinos. En Buenos Aires hay una antinomia, y cada uno de nosotros es responsable de esta situación, éste es un tema de cogestión, y debemos trabajar para la gente y para los porteños".

Francisco Greco, de una asociación Barrial de Villa Devoto, explicó que alguna vez en su barrio quiso que su establecimiento fuera manufacturero, "nunca lo logré" y agregó que "lo fundamental más que expresar la queja es definir porqué apoyamos este proyecto, primero por una cuestión de lógica, que va de la mano del pragmatismo, es que la gente se motoriza con todo aquello que se siente identificada. Demoramos mucho, más de 30 años en cambiar esa lógica. Debemos poner a Buenos Aires al servicio de la gente, dándoles trabajo digno. Las ciudades se mueren sin el trabajo. Con este cambio hay un adelanto, ya que crea normas de fácil aplicación, el control es más fácil y efectivo, y las normas deben ser claras y esta ley las cumple".

Al cierre de esta edición, continuaban exponiendo los oradores inscriptos para exponer acerca del proyecto en discusión.