Fuente: La Nación

Cómo seguirá el gobierno hasta 2007: Telerman presentó a los nuevos funcionarios

Once ministros en el gabinete porteño

La Legislatura aprobó ayer, por amplia mayoría, la ley que autoriza el cambio de status en la gestión de la ciudad



Mientras la ley de ministerios todavía se debatía en la Legislatura porteña, el jefe de gobierno, Jorge Telerman, presentaba oficialmente anoche el gabinete que lo acompañará hasta diciembre de 2007.

Tal como había anticipado LA NACION, al frente del Ministerio de Gobierno estará Diego Gorgal; en el de Derechos Humanos y Sociales, Gabriela Cerruti; en Hacienda, Guillermo Nielsen; en Salud, Donato Spaccavento; en Planeamiento y Obras Públicas, Ernesto Selzer; en Producción, Enrique Rodríguez; Gestión Pública y Descentralización, Roy Cortina; en Cultura, Silvia Fajre; en Espacio Público, Lía María; en Medio Ambiente, Marcelo Vensentini, y Educación, Alberto Sileoni.

El gabinete refleja los acuerdos a los que llegó el jefe de gobierno después de hacerse cargo del Poder Ejecutivo local, hace 17 días. Si bien hay nombres que cambiaron, las fuerzas políticas que están representadas son las mismas que había tenido la gestión del destituido Aníbal Ibarra.

En su alocución, Telerman se ocupó de destacar los principales desafíos que deberá enfrentar cada uno de sus ministros y los méritos por los cuales fueron tenidos en cuenta. Los funcionarios jurarán el martes próximo.

Sobre el nuevo ministro de Hacienda, Guillermo Nielsen, que reemplazará a Marta Albamonte, destacó el perfil "productivista" que dijo que buscará imprimir a toda su administración y la necesidad de dar mayor impulso a las inversiones, mediante la aplicación de políticas públicas "muy activas". Como premio a Albamonte por su gestión, Telerman la propondrá como vicepresidenta del Banco Ciudad.

En el caso de Spaccavento, que continuará en el nuevo gabinete, el mandatario advirtió que se buscará mantener "la defensa a rajatabla de lo público", como aspecto "central en la política de gobierno".

Gorgal, que ganó mayor poder en la administración con el nuevo organigrama, estará al frente del Ministerio de Gobierno que englobará Seguridad y Justicia. Desde allí impulsará la creación de la policía local.

El Ministerio de Gestión Pública y Descentralización, que encabezará el socialista Roy Cortina, tendrá como principal objetivo establecer una relación "mucho más directa" con los vecinos. Esta cartera estaba vacante desde principios de año, cuando el kirchnerista Héctor Capaccioli pasó a ocupar un cargo en el gobierno nacional.

Con palabras afectuosas Telerman se refirió a Cerruti, de quien dijo "dejó de ser periodista hace años". Ahora, estará al frente del Ministerios de Derechos Humanos y Sociales, que incluye la cartera de Desarrollo Social.

En lugar de Roxana Perazza, en Educación, asumirá Alberto Sileoni, hasta ahora viceministro de Daniel Filmus, en el orden nacional. Una persona de estrecha confianza de Telerman llegará al área de Cultura. "Será mi amiga, Silvia Fajre", según la presentó el jefe de gobierno. A Lía María (Espacio Público) y a Marcelo Vensentini (Medio Ambiente), ambos representantes del ibarrismo, Telerman los presentó como funcionarios destacados.

En la ceremonia también estaba presente Raúl Fernández, jefe de gabinete de Ibarra, que ahora ocupará la Secretaría General. Una de sus funciones será la de articular las relaciones con los partidos políticos.

Las relaciones y los acuerdos a los que llegó Telerman en estos meses en los que se hizo cargo del Poder Ejecutivo porteño también se vieron reflejados en la sesión en la que fue aprobada la ley de ministerios.

El macrismo, el kirchnerismo y ARI dieron su apoyo a la iniciativa del jefe de gobierno. La norma fue aprobada en general con 47 votos positivos, uno negativo de Gerardo Romagnoli (Autodeterminación y Libertad), y dos abstenciones de Sergio Molina y Héctor Bidonde (del Bloque del Sur).

Y, aunque el ARI apoyó la norma, reclamó una ley correctiva. El diputado Enrique Olivera argumentó que la ley de ministerios no recoge las disposiciones de la ley de comunas. "O esta ley de ministerios se cambia apenas estén funcionando las comunas o lo que está mostrando es la falta de compromiso político con la puesta en marcha" de esa norma, expresó.

En el recinto también se hizo referencia a quienes ocuparán cargos en el gabinete: Ana María Suppa (Frente para la Victoria) expresó su preocupación respecto de la presencia de Ernesto Selzer en Obras Públicas. Martín Borrelli (Compromiso para el Cambio) mostró su preocupación sobre la presencia de Raúl Fernández en la Secretaría General.

También hubo legisladores inquietos por la superposición de funciones de algunos ministerios, tales como Medio Ambiente, que deberá velar por el cumplimiento del servicio de recolección de residuos, y el de Espacio Público. El diputado arista Juan Manuel Velasco expresó como "una incoherencia" que esta última cartera se ocupe de los espacios verdes y del arbolado urbano.

SILVIA LA RUFFA (kirchnerista) y Julio De Giovanni (Partido de la Ciudad) entendieron que era poca la importancia que se le dio en esta norma al traspaso total de la Justicia a la Ciudad. "Debemos recuperar el tiempo perdido dando al Poder Ejecutivo los elementos necesarios para gobernar", dijo De Giovanni.

La votación en particular se trabó en el polémico artículo de la reasignación de partidas del presupuesto por parte del Poder Ejecutivo. Finalmente, la Legislatura acordó un tope del diez por ciento en esa atribución y se le agregó la obligación de informar los cambios a ese cuerpo parlamentario en hasta 90 días.

Por Laura Rocha
De la Redacción de LA NACION