Fuente: Noticias Urbanas

EN PLAZA SAN MARTÍN
Homenaje a los religiosos víctimas del Golpe

Con la presencia de legisladores nacionales, porteños y funcionarios municipales, se realizó este martes un homenaje a los religiosos de todos los credos que fueron víctimas de la dictadura militar. En el lugar se descubrió una placa que recuerda los treinta años del inicio del último gobierno militar

Por Patricio Tesei

Estaba anunciada la presencia del Jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Telerman, pero a último momento cambió los planes porque el gobierno anunció la cancelación del contrato de Aguas Argentinas. Telerman, a través de una carta, brindó su apoyo y reconoció que no pudo asistir por "razones de carácter institucional, de público conocimiento".

Los que sí estuvieron en el homenaje a las víctimas religiosas del terrorismo de estado fueron otros funcionarios, tanto nacionales como porteños, así como legisladores y autoridades de distintas confesiones. Al finalizar, se descubrió una placa recordatoria.

Ausente Telerman, el funcionario porteño que sí estuvo presente en el acto fue el subsecretario de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Marcelo Vensentini, detenido a disposición del PEN, durante todos los años del Proceso.

El homenaje, enmarcado en las actividades por el 30 aniversario del golpe de Estado, se realizó en la Plaza San Martín y, mientras hablaban el canciller Jorge Taiana y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, dos de los cuatro legisladores porteños que acudieron, el arista Facundo Di Filippo y el K Sebastián Gramajo, iban y venían en busca de un arbolito que evite la insolación. Los otros dos representantes de la Legislatura porteña fueron la kirchnerista SILVIA LA RUFFA y Lidia Saya, de Compromiso para el Cambio.

Según datos de la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (CONADEP), durante la dictadura fueron asesinados o desaparecidos dos obispos, 18 sacerdotes, 11 seminaristas, 46 católicos laicos y seis protestantes. Otros diez religiosos fueron encarcelados y luego liberados y 34 sobrevivieron a sus secuestros en centros clandestinos de detención.

La placa recordatoria sostiene: "En homenaje a las religiosas y religiosos de todos los credos víctimas del terrorismo de Estado". Durante el acto se leyeron los nombres de todas las víctimas, y un sacerdote católico, un rabino, un dignatario musulmán y un pastor protestante, estuvieron a cargo de una oración en su memoria.