Fuente: Clarín

UN TEMA POLEMICO: LOS LEGISLADORES COINCIDIERON EN QUE LA CLAVE ESTA EN LA JUSTICIA

Ibarra: "Si hace falta, enviaremos leyes para mejorar su aplicación"

Para el jefe de Gobierno, el Código tiene "imprecisiones e insuficiencias". Pero antes de "corregirlo" esperarán a ver cómo lo aplican jueces y fiscales.

Después de algunos días de silencio, el jefe de Gobierno porteño se refirió ayer a la entrada en vigencia del nuevo Código Contravencional. En diálogo con Clarín, Ibarra explicó que "aunque tiene imprecisiones y algunas insuficiencias, el nuevo Código fue promulgado igual esperando que los jueces y fiscales, en su aplicación, le vayan dando más precisiones y mejorándolo". Pero enseguida avisó: "Si esto no resulta suficiente, el Ejecutivo enviará leyes correctivas para mejorar su aplicación" . Aunque no lo especificó, la mira está puesta en los artículos que regulan la venta ilegal en las calles, y la oferta y demanda de sexo.

Desde la sanción misma del nuevo Código, en setiembre pasado, el Gobierno tiene algunos reparos. Sin embargo, cambió su postura inicial de "corregirlo antes de que entrara en vigencia", para "esperar a ver qué pasa". Ibarra también se encargó de aclarar que "el Código aprobado es producto de la discusión de múltiples sectores en la Legislatura. No es el proyecto que envió el Ejecutivo".

Quienes ayer también pusieron la mira sobre la Justicia fueron los legisladores. En diferentes declaraciones, Jorge San Martino (lópezmurphista), Beatriz Baltroc (de izquierda), SILVIA LA RUFFA(kirchnerista) y Jorge Enríquez (macrista) coincidieron en que gran parte del éxito del nuevo Código dependerá del trabajo de jueces y fiscales.

"Esto no es así —respondió a este diario Martín Lapadú, uno de los 24 fiscales contravencionales de la Capital—. Para que esta norma sea operativa necesitamos que la Policía se comprometa. Es una falacia, como dicen algunos, que tengan las manos atadas. La Policía no necesitan orden ni del fiscal ni del juez para actuar".

"También hace falta cambiar el Código de Procedimiento Contravencional. Hoy muchas cosas se hacen por escrito y esto demora las causas —agregó Lapadú—. Hay un proyecto, que tiene preferencia para tratarse el 24 de febrero, que prevé la 'oralización' de algunos pasos, lo que nos ayudaría mucho y aceleraría los procesos". Actualmente, entre el hecho y la sanción pasan, como mínimo, 30 ó 40 días, cualquiera sea la contravención.

Con esta postura coincidió la jueza de primera instancia porteña Carla Cavaliere. Además, remarcó, el otro paso fundamental es que la Ciudad tenga su propia Policía.