Fuente: La Prensa

El secretario de la Política Criminal, Alejandro Slokar, presentó ayer la campaña contra la tenencia de armas en el hogar. "En el tiempo que estemos aquí, una persona en la Argentina va a morir por el disparo de un arma de fuego", ejemplificó el funcionario.
Acompañado por representantes de la sociedad civil, Slokar no hizo más que graficar con sus palabras una situación que el Estado ha decidido revertir.
La presentación se realizó en uno de los salones del Museo Fernández Blanco, en Suipacha 1422, donde se colocaron tres dípticos, en uno de los cuales, sobre una fotografía donde se observa a una mujer tomándose el rostro, se puede leer: "Vinieron sólo por el dinero. Se llevaron a mi familia".
Juan Carr, de Red Solidaria, y Jorge Alvarez, del Instituto Nacional del Cine, flanqueaban al funcionario y escuchaban atentos mientras el funcionario enumeraba los fríos números de las estadísticas.
Sin embargo, y a pesar de la creencia popular, siete de cada diez homicidios que se producen en el país nada tienen que ver con los robos. "Desde ese punto de vista se desbarata el concepto de armarse frente a la inseguridad", exclamó Slokar.
Tras afirmar que la campaña no pretende "satanizar" a aquellos que portan armas, ni erigirse en "paternalista" por parte del Estado, Slokar sostuvo que la idea central es la de sensibilizar y concientizar a la población sobre el riesgo de portar un arma.

Según confirmó el funcionario, la campaña durará unos 40 días entre los meses de enero y febrero, durante los cuales se entregará material informativo en los peajes de las rutas 2, 9 y 19.
Igual información será distribuida en las terminales de ómnibus de varias provincias argentinas, por lo que se estima que el mensaje llegará a un promedio de cuatro millones de personas.
En consonancia con esta campaña, la diputada del Frente para la Victoria, SILVIA LA RUFFA, titular de la Comisión de Seguridad de la Legislatura porteña, aseguró: "El primer tema de la agenda de la comisión para 2006, serán los programas que busquen desalentar la tenencia de armas".
El slogan elegido para esta campaña de concientización es: "Tenés un arma, tenés un problema".