Fuente: El Cronista

El suspendido jefe de Gobierno, Anibal Ibarra, sufrió un nuevo revés en la Legislatura porteña, que puso fin a su esperanza de ser juzgado por los 15 diputados que integran actualmente la Sala Juzgadora. En este sentido, el pleno legislativo aprobaría esta tarde una iniciativa macrista, que propone sortear los ocho cargos que quedarán vacantes en el cuerpo juzgador entre los 30 legisladores que asumirán el próximo 10 de diciembre.

La Comisión de Asuntos Constitucionales que preside el kirchnerista Helio Rebot, resolvió ayer someter a votación un texto consensuado entre dos proyectos presentados por el macrismo, que apuntan a renovar la Sala Juzgadora.

La iniciativa que cuenta con mayores chances de avanzar es la del vicepresidente primero de la Legislatura, Santiago De Estrada, quien se inclina por una renovación parcial de la Sala Juzgadora, es decir, sortear los ocho cargos que quedarán vacantes entre los 30 diputados que resultaron electos el 23 de octubre último.
Este texto prevé que si salen sorteados para la sala de juzgamiento legisladores que renovaron su mandato y habían integrado la Sala Acusadora en el Juicio Político iniciado al Jefe de Gobierno, "al solo efecto del trámite de dicho juicio se los excluirá de la sala de juzgamiento y serán sorteados otros legisladores que hayan integrado la misma lista".
En tanto, el proyecto el también macrista Jorge Enríquez, propone el sorteo se realice entre los 60 miembros de la Legislatura. "Si alguno de los que fuera sorteado para la Sala Juzgadora hubiera estado en la Sala Acusadora, correspondería que ad hoc y sólo para este juicio político, fuese reemplazado por alguien de su mismo bloque, partido político o alianza", explicó Enríquez.
Durante la reunión de comisión, la kirchnerista SILVIA LA RUFFA y el diputado del Partido de la Ciudad, Julio De Giovanni, respaldaron la posición del ibarrismo, que insiste en prorrogar los mandatos del actual tribunal juzgador.
"Si el sábado no se sortea la composición de la Sala Juzgadora, el lunes Ibarra no va a tener sala de juzgamiento, y eso sería un verdadero papelón", advirtió la diputada LA RUFFA, en diálogo con El Cronista.
Hasta ahora, la renovación de la Sala Juzgadora -parcial o total- era vista en el ibarrismo como una condena segura al jefe comunal. Sin embargo, según las cuentas que hacen en el oficialismo Ibarra tendría chances de evitar su destitución si la renovación fuera parcial. En los pasillos de la Legislatura suman como votos favorables al frepasista, al socialista Norberto La Porta, la ibarrista Laura Moresi, el kirchnerista Helio Rebot y la diputada del bloque Guardapolvos Blancos, Florencia Polimeni. A esos apoyos agregan las dos plazas que ocuparía el kirchnerismo en ese cuerpo por el reparto proporcional, que le perimitirían a Ibarra alcanzar los 6 votos necesarios para evitar su destitución.