Fuente: Clarin

Una violenta protesta con tres detenidos se registró ayer a la tarde en Plaza Francia, Recoleta, cuando un grupo de vendedores ambulantes se resistió a retirar sus puestos tras una orden judicial. Cinco policías y cuatro artesanos resultaron heridos.

El desalojo se hizo de acuerdo al artículo 83 del nuevo Código Contravencional, que prohíbe "la actividad lucrativa no autorizada en espacios públicos". El operativo, que llevaron a cabo fiscales contravencionales y 60 policías de la Comisaría 19, se suma a los realizados en los últimos días en Once, Constitución, Retiro y los parques Centenario y Lezama.

A raíz del incidente, hubo cinco policías y cuatro artesanos heridos. Una de las puesteras sufrió un ataque de nervios y debieron trasladarla a un hospital. Cien puestos fueron desarmados y la mercadería, incautada. Según el comisario Héctor Giacardi, de 600 puestos que se instalan en la zona los fines de semana y feriados, sólo 220 están habilitados.

El desalojo comenzó a las 15.30 "con total tranquilidad", comentó el fiscal Andrés Gómez Ríos. Sin embargo, cerca de las 17.30, un forcejeo entre un artesano y policías que requisaban su mercadería dio inicio a los disturbios. El puestero fue detenido en la entrada del cementerio de la Recoleta, donde algunos policías trabaron la puerta para separarlo del resto, ante la sorpresa de los turistas. Un fuerte cordón policial se instaló al frente para proteger el lugar, después de que un grupo de artesanos comenzara a arrojar elementos contundentes.

La policía se retiró alrededor de las 18.30, mientras un cuerpo de infantería escoltaba el camión del Gobierno porteño, instalado frente a la Iglesia del Pilar, que llevaba los productos incautados.

Daniel Carvallo, delegado de los puesteros, contó que en 2002 todos los artesanos fueron registrados en un censo. "Hoy nos vinieron a reprimir sin razón", argumentó. Pero el fiscal aseguró que requieren la autorización expresa del Gobierno: "El censo no alcanza", explicó. Para hoy se esperan nuevos operativos y algunos puesteros harán guardia esta noche en la plaza.

En tanto, los diputados porteños Silvia La Ruffa y Miguel Talento, referentes del kirchnerismo, insistieron ayer en que el Código no prohíbe la venta de artesanías. Y consideraron que los responsables del operativo actuaron en forma "desmedida".

Por ahora, se desconoce si los puesteros de Plaza Francia serán reubicados en otro sector, aunque en el Gobierno de la Ciudad aseguran que están dentro de un plan de reorganización.