Fuente: Diario de Azul

Esta mañana contando con la presencia del ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal se inauguró oficialmente, después de tantas idas y venidas y con un expediente de creación que tardó tres años en ser oficializado, la Comisaría de la Mujer y la Familia en nuestra ciudad.
Se encontraban presentes el intendente Omar Duclós; el diputado provincial, José Luis Comparato; el subsecretario de Planificación, Guido Lorenzini; la directora provincial de Coordinación de Políticas de Género Silvia La Ruffa; el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia, Ariel Franetovich; autoridades policiales, de justicia, de educación, funcionarios municipales y miembros de organizaciones sociales y barriales.

En la oportunidad el intendente Duclós señaló que “estamos inaugurando este nuevo servicio por el que hemos luchado mucho desde nuestra comunidad, compartiendo la necesidad de contar con este servicio especializado que nos ayude a atender de manera adecuada las distintas situaciones que se generan cuando se manifiesta la violencia de género”. En tanto agradeció la decisión del Ministro de crear este servicio y destacó el acompañamiento dado a tal fin desde el Estado municipal.

En este sentido puso de manifiesto la importancia de trabajar mancomunadamente entre quienes poseen responsabilidades públicas, en las preocupaciones de nuestras comunidades.

En tanto consignó que “la seguridad tiene para nuestras comunidades, un valor estratégico. Por eso, desde el municipio acompañamos en todo lo que esté en nuestro alcance”. En este caso aportó el inmueble que fue adquirido por la comuna “y trabajamos también en otras estrategias a partir de la convicción que la problemática de la seguridad es compleja y que requiere de múltiples respuestas con una visión integral. Creemos que los municipios tenemos una clara responsabilidad en materia de prevención social del delito, en prevención ambiental, situacional y en eso estamos trabajando fuertemente”.

Por su parte el ministro Casal recalcó que “esto es un claro mensaje sobre la intervención del Estado, activa, dinámica y enérgica ante cualquier violencia que se ejerza sobre la mujer”.

Y agregó que “esta casa será la casa de contención de la mujer pero también de represión judicial para delitos graves contra la mujer. Esta es una decisión de todo el gobierno de la provincia de Buenos Aires, fortalecer las políticas contra la violencia de las mujeres y la radicación de la trata, contra cualquier tipo de discriminación por sexo y fundamentalmente hacer valer los derechos de todos los ciudadanos sin distinción de género”.

Posteriormente se descubrió la placa distintiva de la sede y se entregaron flores a las autoridades policiales femeninas.

Por último se efectuó el tradicional corte de cintas y la bendición de las instalaciones.