Fuente: Pilar de Todos

Es en el marco de la creación del Registro de Personal de Control de admisión y permanencia que se lanzó el pasado 1 de octubre. Será obligatorio y con renovación anual. También se está gestionando la llegada al distrito de una oficina móvil para que se anoten.

La provincia de Buenos Aires ya puso en funcionamiento el Registro de Personal de Control de Admisión y permanencia en boliches, pubs y espectáculos públicos en todo el territorio bonaerense.
Y ahora están abocados a convocar a los dueños de esos locales, incluidos los del distrito de Pilar, para que se acerquen a empadronar a los trabajadores conocidos comúnmente como “Patovicas”.
Así lo explicó la titular del Registro que depende del Ministerio de Justicia, Silvia La Ruffa en diálogo con el programa radial Diario X (FM 100.3 MHZ).
La Ruffa señaló que están realizando campañas de difusión, en primera instancia en las comunas que tienen mayor presencia de locales nocturnos como Quilmes, San Miguel, San Martín, La Plata o Mar del Plata, pero de todas maneras desembarcarán en todos los municipios antes de fin de año.
“Hay una cantidad excesiva de este tipo de personal en la Provincia, estimamos entre unos 15 y 20 mil trabajadores vinculados con tareas de admisión y permanencia en espacios públicos”, señaló la funcionaria.
Asimismo explicó el papel que tendrán las comunas a la hora de los controles que se realizarán en los locales.
“Estamos planteando que el poder de control que tienen los municipios nos sirva a nosotros. Ellos nos podrán elevar las actas de denuncias para que podamos inspeccionar e instruir las causas que correspondan”, afirmó La Ruffa, al tiempo que explicó que a nivel provincial las áreas que se encargarán de controlar el debido empadronamiento serán tres: el Ministerio de Justicia, Trabajo y Derechos Humanos.
Los “patovicas” deberán inscribirse en el Registro y presentar anualmente certificados de reincidencia, antecedentes y un examen psicofísico. Además deberán realizar cursos especiales para desempeñarse en esos puestos. Se les entregará un carnet habilitante y además deberán exhibir una credencial identificatoria.
En caso de incumplimiento, habrá sanciones para el trabajador y para los dueños de los locales.

Menos Violencia

Silvia La Ruffa explicó también que la creación del Registro para “patovicas” busca “reducir los excesos y niveles de violencia que se dan en esas tareas”.
“Es difícil eliminarla de manera taxativa, me encantaría poder decir que va haber violencia cero, pero con seriedad va a ayudar a reducirla”, se esperanzó la funcionaria provincial.
“Esto va a generar una obligación tanto para el trabajador como para los duelos de los establecimientos”, completó.
Además confirmó que en caso de que se detecten excesos por los patovicas o anomalías en los locales, los damnificados podrán radicar las denuncias pertinentes por medio de una línea telefónica gratuita y un portal web, herramientas que se lanzarán en breve.