Fuente: La Nación

El 30% de los countries no lo instalaron y muchos no lo tienen conectado con la policía; el plazo para colocarlo venció el 12 del actual

Sebastián Lalaurette
De la corresponsalía La Plata


LA PLATA.- Cinco meses después del primer acuerdo con las autoridades y luego de dos prórrogas, un tercio de los countries inspeccionados por el gobierno de la provincia de Buenos Aires todavía no cuenta con un sistema de alarma conectado con la policía, cuya instalación cuesta unos 400 dólares. Ahora, los responsables del área en el Ministerio de Seguridad analizan aplicar sanciones a las empresas de vigilancia incumplidoras.

El plazo para instalar los "botones antipánico" en los aproximadamente 500 clubes de campo y barrios cerrados bonaerenses venció (por tercera vez) el jueves 12 del actual, y el gobierno provincial inició el martes pasado las inspecciones para verificar quiénes lo colocaron y quiénes no lo hicieron.

Aunque aún no hay números precisos, el subsecretario de Planificación del Ministerio, Guido Lorenzino, dijo a LA NACION que del relevamiento de cerca de un centenar de countries revisados hasta ahora surge que el nivel de cumplimiento es del 70 por ciento, aproximadamente.

Pero entre los countries comprendidos en ese porcentaje hay algunos que tienen el botón de alerta conectado con la central de la empresa que presta el servicio de seguridad en el barrio, y no con una dependencia policial, con lo que, en realidad, el nivel de acatamiento es incluso más bajo, ya que la resolución ministerial especifica que es la policía la que debe recibir la alerta inmediata en caso de emergencia.

Consultado por LA NACION, Lorenzino dijo que no se sabe si todos esos countries simplemente dejaron instalado el sistema de alarma que ya tenían colocado con anterioridad a la resolución ministerial.

Los clubes de campo y barrios cerrados inspeccionados en esta primera etapa se encuentran en los partidos de Moreno, Tigre, Pilar y San Isidro, en las zonas norte y oeste del Gran Buenos Aires.

El funcionario aseguró a LA NACION que "no habrá una nueva prórroga" en la disposición y que se estudian sanciones para las empresas de seguridad que no cumplieron con lo indicado, aunque aún no está definido en qué consistirán esas sanciones.

La instalación del botón antipánico en los countries había sido convenida en marzo pasado, en un preacuerdo firmado por el entonces ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, y los presidentes de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (Caesi) y de la Federación Argentina de Clubes de Campo (FACC). A posteriori, hubo dos prórrogas para la concreción de esa medida. La última venció hace casi dos semanas.

Cambios y reuniones

Desde la firma de aquel preacuerdo, y luego de las disposiciones complementarias correspondientes, a cargo de la Dirección General Fiscalizadora de Agencias Privadas de Seguridad, hubo cambios de estructura y de nombres. Ahora el ministerio es de Justicia y Seguridad y está a cargo de Ricardo Casal; la dirección, antes encabezada por Carlos Sottini, actualmente está acéfala, pero la ex legisladora porteña Silvia La Ruffa, futura directora de aquella dependencia, viene participando en las reuniones con Caesi y la FACC.

Lorenzino, La Ruffa, representantes de las dos cámaras y del gremio de vigiladores se reunieron el jueves último para analizar los resultados parciales del relevamiento iniciado el martes. Las autoridades anunciaron que no habrá una nueva prórroga, pero que todavía no definieron las sanciones que corresponderían.

Además, reafirmaron que la policía puede ingresar en los barrios cerrados, incluso, aunque no se esté registrando un delito en ese momento, un punto que hasta ahora era discutido.

El presidente de Caesi, Aquiles Gorini, dijo a LA NACION que las empresas de vigilancia "están absorbiendo el costo" de la instalación del botón de alarma y que los countries "muchas veces no hacen las inversiones que tienen que hacer" en materia de seguridad.

Pero el gerente general de la FACC, Jorge Juliá, dijo que el tema "no es prioritario" para los barrios privados. "Nosotros estamos de acuerdo con que se haga, los countries están colaborando y, obviamente, es bueno para todos, pero no es un tema prioritario para nosotros."

Lorenzino explicó a LA NACION que no son los countries, sino las empresas de seguridad las responsables de instalar el botón de alerta. "El nivel de cumplimiento es bastante razonable; para los que no cumplieron, si podemos aplicar sanciones, las vamos a aplicar", dijo. "De todas maneras, para nosotros lo importante no es la sanción, sino que se implemente el sistema. En la reunión, acordamos medidas para generar conciencia de la necesidad de aplicarlo en aquellos que todavía no lo hicieron."

CLAVES

Cinco meses pasaron desde que el entonces ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, y los representantes de los countries y las agencias de seguridad acordaron instalar los botones antipánico.


Dos veces fue postergado el plazo para la entrada en vigor de la medida ante la falta de cumplimiento en la instalación de los pulsadores por parte de muchas empresas.


Cien de los 500 clubes de campo y barrios cerrados de la provincia fueron inspeccionados por personal del Ministerio de Justicia y Seguridad la semana pasada, a los efectos de verificar el cumplimiento de la medida.


Dos tercios de los barrios cerrados inspeccionados habían cumplido con la directiva oficial. No obstante, se comprobó que algunos de ellos tienen la alarma conectada a la empresa de seguridad que les presta el servicio de vigilancia, no a una dependencia policial.


Cuatrocientos dólares, aproximadamente, cuesta instalar el sistema de alarma conectado con la policía.


Un proyecto del senador opositor Jorge D´Onofrio propone instalar botones de alarma similares en escuelas, empresas privadas y organismos oficiales.

SCIOLI CRITICO A LA JUSTICIA POR LA NOCTURNIDAD

LA PLATA.- El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, criticó ayer el trabajo de la Justicia sobre el control de la nocturnidad, y sostuvo su posición con estadísticas oficiales: "De las 871 clausuras -dijo-, sólo hubo sentencia en 20 casos". Scioli, además, pidió ayuda a los padres para evitar los excesos durante las "previas", las reuniones que los chicos organizan en sus casas antes de salir. Precisó que un equipo de 250 inspectores ya realizó 3375 operativos en locales nocturnos y que en 871 de esos comercios se detectaron irregularidades que motivaron la clausura y se incautaron 42.000 botellas de bebidas alcohólicas.